Vox designa senador por Andalucía a Francisco José Alcaraz

Francisco José Alcaraz, en una imagen de archivo. / EFE

El expresidente de la Asociación de Víctimas del terrorismo se enfrentó con el Gobierno de Zapatero por el diálogo con ETA

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

El expresidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo Francisco José Alcaraz será el senador de Vox por designación del Parlamento de Andalucía. Se convertirá de esta forma en el primer representante en una institución nacional del partido de extrema derecha. Tras las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, Vox tiene derecho a un escaño en la Cámara alta por designación del Parlamento autonómico.

«No hay mejor persona para ejercer su representación en el Senado que quien lideró la rebelión cívica contra el proceso de rendición ante el terrorismo que había iniciado (José Luis) Rodríguez Zapatero», ha señalado el partido de Santiago Abascal en un comunicado. Vox también subraya que su futuro senador «es un ejemplo de la voz libre de la España viva».

Alcaraz al frente de la AVT mantuvo un enfrentamiento frontal contra el Gobierno socialista por el diálogo que abrió con ETA en 2004, y organizó multitudinarias manifestaciones en Madrid y otras ciudades contra la política antiterrorista gubernamental y para exigir el fin de los contactos de los enviados gubernamentales con la organización terrorista.

En aquellos años, Alcaraz exhibió una gran afinidad con el PP y, en especial, con José María Aznar, Jaime Mayor Oreja y los sectores más conservadores de ese partido.

En 2008 renunció al cargo de presidente de la AVT y al año siguiente abandonó la organización tras un fuerte enfrentamiento con la nueva dirección de la entidad por supuestas irregularidades financieras en su gestión. Se autoasignó una remuneración de 6.000 euros mensuales, según revelaron los nuevos responsables de la organización de víctimas.

Daniel Portero, hijo del fiscal superior del Tribunal de Justicia de Andalucía asesinado por ETA en 2.000 arremetió contra Alcaraz porque «antepone claramente intereses y actitudes personales al interés general de la asociación. No se puede utilizar la AVT para hacer partidismo cuando sus estatutos lo prohíben expresamente» y denunció que era «éticamente inaceptable que Alcaraz tenga a su esposa de responsable de los departamentos jurídico y social de la AVT».

 

Fotos