La mirada del Rey a Torra busca a su autor

El Rey Felipe escudriña a Quim Torra durante la cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona./Desconocido
El Rey Felipe escudriña a Quim Torra durante la cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona. / Desconocido

Una foto anónima de Felipe VI y Quim Torra compartiendo mesa en la inauguración del Mobile World Congress se ha convertido en viral por la expresión de ambos

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

«¿Quién se esconde detrás de este hombre?», parece preguntarse el Rey Felipe VI cuando escudriña con gesto muy serio al presidente de la Generalitat, Quim Torra. «¿Cuáles son sus intenciones?». El político catalán, sin embargo, mira a su izquierda, como un colegial que evita cruzar la vista con la del profesor para que no lo saque a la pizarra. Cosas del protocolo, a ambos les tocó compartir mesa y mantel el pasado domingo en Barcelona durante la cena inaugural del Mobile World Congress, la feria de telefonía más importante del mundo. Fue en ese momento cuando una de las cientos de cámaras presentes en estos eventos captó un instante que refleja curiosidad e incomodidad a raudales, y también algo más y que es menos corriente, el sentimiento humano de la alta política sin el filtro de los asesores de comunicación. Solo hay un problema, de momento nadie sabe quién es el autor de esta genial instantánea.

«¿De quién es esta foto?», es la pregunta que más se hacen estos días los usuarios de la red social Twitter. De la imagen solo se intuye que está captada por un profesional, por varias razones. La primera es que está realizada con un teleobjetivo, a no más de dos mesas de distancia de los protagonistas. Esto se puede comprobar porque Torra -sentado en el otro borde de la mesa- y el hombre que aparece de fondo, en el centro de la imagen, aparecen comprimidos, casi en el mismo plano.

La segunda es la calidad de la imagen pese a las condiciones de baja luz que había en el recinto en ese momento. Además, Quim Torra aparece difuminado en primer plano, técnica que descarta prácticamente a cualquier fotógrafo amateur y a todos los móviles de gama media o baja del mercado. E incluso a muchos de los más sofisticados.

La última razón es de sentido común, es extremadamente complicado acceder a una cena protegida por una exhaustiva seguridad y tomar una foto con cámara profesional -de grandes dimensiones- sin estar debidamente acreditado e identificado como periodista.

Una metáfora

Por si fuera poco, cualquier fotógrafo en su sano juicio querría hacerse con la autoría de una foto tan alabada, ya sea como reconocimiento personal o, directamente, para cobrar por sus derechos. Cosa que no ha sucedido aún. Esto ha dado lugar a toda clase de teorías, una de ellas es que la imagen haya sido captada por la propia Casa Real y distribuida directamente por las redes sociales para fortalecer la imagen de la monarquía, como una forma de personificar la imagen de España frente al independentismo catalán en el rostro de Felipe VI. Sin embargo, preguntados por este periódico, esto ha sido totalmente descartado por la institución. «La foto no es nuestra, eso es seguro», explican.

Otros, en cambio, descifran la foto poniendo en relieve un supuesto «autoritarismo» del Rey frente a Cataluña, una interpretación que tampoco pone fin al misterio.

Más información