Un pederasta se relacionaba con madres solas para abusar de sus hijos

El sospechoso ha sido encarcelado por un juez de Cádiz acusado de agredir y corromper a cuatro niños de 5 a 13 años

CECILIA CUERDOSevilla

Familias monoparentales y con escasos recursos. Ese era el perfil de mujer que buscaba D.G.M. para ganarse la confianza de las progenitoras y, una vez establecido el vínculo de amistad o afectivo, poder abusar sexualmente de sus hijos. La policía de Cádiz lo ha detenido y un juez le ha mandado a prisión preventiva acusado de cuatro delitos de abusos sexuales continuados, otros cuatro de corrupción de menores y tres delitos más de exhibición de pornografía a niños.

Las alertas saltaron, según fuentes policiales, tras tener conocimiento a través de los servicios sociales del ayuntamiento gaditano de los presuntos abusos sufridos por una chica de 12 años por parte de la expareja de su madre, un hombre de 42 años y vecino de Cádiz. La pequeña relató a los trabajadores sociales unas conductas y actitudes que «atentaban directamente contra su libertad e indemnidad sexual».

La Unidad de la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía inició las pesquisas y logró identificar a un hombre residente en una de las zonas más desfavorecidas de la ciudad, el Cerro del Moro, y que podría haber abusado también de otros tres menores, de 5, 11 y 13 años de edad, respectivamente. Según descubrieron los agentes, la estrategia del pederasta era siempre la misma.Entablaba relaciones de amistad e incluso sentimentales con las madres de los pequeños y aprovechaba la circunstancia para tener acceso a sus hijos. Según comprobaron los investigadores, establecía «una relación análoga a la paternofilial con los menores, mostrándose atento y protector con ellos y agasajándolos con regalos para ganarse su confianza, haciéndoles ver que era la única persona que se preocupa realmente de ellos». El vínculo era una trampa que ocultaba sus verdaderas intenciones, pues «aprovechaba dicho acercamiento para someterlos a prácticas sexuales», confirmaron los agentes.

La Policía detuvo a D.G.M. el lunes en su casa de Cádiz. Durante el registro, los agentes localizaron y requisaron diverso material informático que ya analizan los especialistas. Tras ser puesto a disposición judicial, el magistrado dictó su ingreso inmediato en prisión sin fianza.

Contenido Patrocinado

Fotos