David Pla afirma que desde 2010 ETA se ha dedicado sólo «al proceso de paz»

David Pla, en una imagen de archivo. /Efe
David Pla, en una imagen de archivo. / Efe

Arrestado en septiembre de 2015 en el País Vasco francés, está considerado el último miembro de la cúpula de la banda terrorista junto a Iratxe Sorzábal, capturada con él

AGENCIAS

El etarra David Pla, que dirigió el intento de negociación de la organización con el Gobierno español, afirmó este lunes ante el tribunal que lo juzga en Francia que desde 2010 la actividad de ETA estuvo dedicada por entero «al proceso de paz».

«Desde el año 2010, ETA ni ha hecho acciones armadas ni ha buscado información para objetivos de acciones armadas ni ha fabricado explosivos ni ha cobrado el impuesto revolucionario», declaró ante el Tribunal Correccional de París.

Este hombre de 43 años, que al ser arrestado en septiembre de 2015 en el País Vasco francés era considerado uno de los miembros de la cúpula de la banda junto a Iratxe Sorzábal, capturada con él, añadió que «la actividad de ETA a partir de 2010 está totalmente unida al proceso de paz».

Pla, que se enfrenta en este proceso a una pena máxima de 10 años de cárcel, contó que la dirección de ETA le había encargado desde 2010, junto a otros activistas a los que no quiso identificar, la representación para intentar negociar.

Tras la conferencia de Aiete en octubre de 2011, esa delegación de ETA se trasladó a Noruega -aunque Pla por razones formales prefirió limitarse a hablar de «un país europeo»- sobre la base de «un preacuerdo con el Gobierno español».

La organización intentó varias veces abrir conversaciones con los Ejecutivos español y francés «con el objetivo de desbloquear la situación», según su versión.

En una de ellas, en otoño de 2012, mostró «su disposición a destruir una parte significativa de su arsenal a cambio de que el Gobierno francés enviara a una persona para iniciar el contacto».

París, sin embargo, no la aceptó porque consideró que correspondía al Gobierno español pronunciarse. A finales de 2012, el Ejecutivo de Mariano Rajoy envió a «un intermediario altamente reconocido en la resolución de conflictos y que estaba en relación con la Iglesia Católica», según el relato de Pla.

«Vía estable y permanente con ETA»

Esa persona tenía el encargo de «abrir una vía estable y permanente con ETA», pero cuando la banda pidió que el Ejecutivo de Rajoy aclarara «para qué quería esa vía», el mediador volvió a Madrid y a partir de ahí «el Gobierno español cierra esa vía que había abierto».

Preguntado sobre la contradicción de haber sido detenidos con revólveres y munición en 2015, cinco años después de anunciar el fin de la actividad armada, Pla explicó que se habían comprometido ante la Comisión Internacional de Verificación (CIV) a no utilizarlas, con la excepción de repeler una agresión o si su vida corría peligro.

Cuando se le preguntó si el asesinato del policía francés Jean-Serge Nerin en marzo de 2010 -el último muerto de ETA- o el gendarme que resultó herido un año después en un tiroteo habían sido acciones de autodefensa, el etarra replicó que el compromiso de no usar las armas era de septiembre de 2011.

Igualmente indicó que «ETA ya ha mostrado su pesar» por la muerte de Nerin y que el tiroteo de los gendarmes en 2011 fue «un hecho que desearíamos que no se hubiera producido».

 

Fotos