El Congreso cierra sin acuerdo ni conclusiones la comisión sobre la financiación del PP

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. /Efe
El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / Efe

Los grupos constatan su incapacidad para elaborar un dictamen, mientras Ciudadanos y Podemos abogan sin éxito por la reapertura de este órgano tras las elecciones

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Se terminó el recorrido de la comisión que investigaba en el Congreso la supuesta financiación ilegal del PP. Después de nueve meses, los grupos parlamentarios constataron este martes la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre las conclusiones finales. Tampoco prosperó la propuesta de Ciudadanos y Podemos, apoyada por Esquerra y EH Bildu, de retomar los trabajos tras las elecciones generales del 28 de abril. La mayoría –con el voto de populares y socialistas– se opuso a elaborar un dictamen en el que ese extremo quedara recogido.

La iniciativa de Ciudadanos y Podemos contemplaba la posibilidad de citar a Mariano Rajoy en el futuro, pero esta opción quedó desechada. La convocatoria anticipada de elecciones, por tanto, ha propiciado que el expresidente del Gobierno no tenga que acudir al Congreso para hablar de las finanzas de su partido. El plan de los grupos, salvo el PP, era citarle al final, como corolario al desfile de dirigentes populares y condenados por el 'caso Gürtel'.

Además de Rajoy, algunos partidos querían llamar al presidente de la constructora ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, y al exdirector de la Policía, ahora portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, presuntamente implicado en la 'operación Kitchen' sobre el robo de documentos al extesorero de su partido Luis Bárcenas.

«No es un día feliz»

La mesa y portavoces de la comisión se reunieron para certificar el final. Descartada la reapertura tras los comicios, fue el presidente de este órgano, el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, quien propuso elaborar unas conclusiones con el resultado de la investigación. Sólo PSOE, PNV y él mismo, explicó, apoyaron la propuesta. La oposición del PP –que se aferra a que ya no había tiempo para que el pleno del Congreso ratificara el texto– y la postura de Podemos y Ciudadanos, que no votaron, impidió que prosperase.

«No es el día más feliz para mí», reconoció Quevedo. Quiso incidir, en todo caso, en que el trabajo «no ha sido en balde». A su juicio, abordar las finanzas del PP ha permitido trasladar a la ciudadanía una reflexión. «Es una evidencia –dijo en la Cámara baja– que será necesario ir a profundas modificaciones legislativas para luchar contra la corrupción».

El PSOE sí dejó por escrito en sus propias conclusiones que los presidentes y secretarios generales del PP tuvieron que conocer la «trama de corrupción institucional» que refleja el 'caso Gürtel'.