Los CDR reaparecen con ataques al PDeCAT y a ERC por su supuesta tibieza

ede del PDeCAT en Balaguer./CDR
ede del PDeCAT en Balaguer. / CDR

Lanzan excrementos, basura y escombros contra sedes de los partidos en plena crisis del independentismo.

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR) han reaparecido tras varios meses de aparente inacción. Y han vuelto a la calle no con escraches a partidos constitucionalistas o fuerzas de seguridad sino con ataques directos a sedes del PDeCAT y de ERC, a los que acusan de supuesta tibieza en la defensa del secesionismo y de haberse olvidado de la república solo dos años después del 'procés'.

Varios CDR, en una acción coordinada, lanzaron durante la noche del domingo y la madrugada del lunes excrementos, basura y escombros contra sedes de los exconvergentes y los republicanos en localidades como Tarrassa, Balaguer y Tarragona. Junto a los desperdicios, los comités dejaron carteles y pancartas con escritos como «Mierda de partidos», «Basta renuncias 1-O» o «Esta tierra no perdona a traidores», entre otros. Y algún aviso: «Si ignoráis la voluntad de pueblo, si obviáis lo que hicimos colectivamente el 1-O, si criminalizáis la protesta, si pactáis con el 155, si no implementáis la República Catalana, no tendréis apoyo».

Para que no cupiese duda del retorno de los CDR, la cuenta oficial en Twitter de estos colectivo publicó fotografías de los sabotajes a las sedes, al tiempo que vertió más ataques contra los «partidos que se dicen independentistas». «No trabajáis para hacer efectiva la independencia. Detenéis activistas. Pactáis con el 155. Menospreciáis los votos del pueblo. El pueblo manda y el Govern obedece. ¿Lo tenéis claro?», escribieron los CDR.

Esta campaña de los CDR contra los dos principales partidos secesionistas llega un momento especialmente delicado para el independentismo. Solo días después de que los Mossos hayan detenidos a varios activistas soberanistas acusados de pertenencia a grupo criminal, los comités redoblan su presión contra dos partidos que llevan ya varias semanas soportando las embestidas de las dos principales organizaciones civiles secesionistas, ANC y y Òmnium, a su vez enfrentadas entre ellas, que igualmente acusan a los partidos y al Govern de Quim Torra de falta de determinación para defender la república.

La situación es tan delicada que dirigentes de ERC ya han anunciado que no acudirán a los actos de celebración del a Diada el próximo 11 de septiembre ante el temor de sufrir escraches. Tampoco hay unidad en la respuesta que se prepara a la sentencia del 'procés' el próximo otoño, a pesar de los llamamientos de Torra.