Casado vincula la confusión de su máster con el cambio de estudios al Plan Bolonia

Pablo Casado durante un acto ayer en Canarias. / Efe I EP

El dirigente popular descarta dimitir e insiste en que no está dispuesto a dejar su cargo por el escándalo provocado por las irregularidades detectadas

EFELisboa

El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, vinculó hoy las presuntas irregularidades de su máster con el cambio que supuso el llamado Plan Bolonia, insistió en que no dimitirá de su cargo y criticó la «inestabilidad» del Gobierno del socialista Pedro Sánchez.

Casado, que se reúne hoy en Lisboa con los dirigentes de los dos principales partidos conservadores lusos (PSD y CDS-PP), cargó contra el Ejecutivo de Sánchez en un encuentro con medios de ambos países, en el que afirmó que, «en España, por la inestabilidad del Gobierno socialista, no sabemos cuándo van a ser» las elecciones.

En medio de la tormenta provocada por las irregularidades detectadas en la formación académica de varios políticos, entre ellos el propio Casado, y apenas unos días después de la dimisión de la ministra socialista Carmen Montón por las dudas sobre la obtención de un máster, el líder popular insistió en que no se plantea dimitir.

«No puedo renunciar al título porque no tengo título, no tengo tesis, ni tesina, ni trabajo de fin de máster, ni siquiera un título habilitante, porque lo mío es un curso de doctorado», afirmó.

La explicación, dijo, se debe a los cambios que introdujo el llamado Plan Bolonia, «por eso durante dos años, a lo que eran los cursos de doctorado que habilitaban a investigar y escribir una tesis, se les llamo máster».

El dirigente popular descartó que el escándalo sobre su máster pueda lastrar al Partido Popular y restó importancia a la subida del PSOE en las encuestas en detrimento de su formación.

«Yo nunca las valoro (las encuestas) pero es bastante pronto para evaluar a un partido que acaba de celebrar un Congreso», apuntó.

Casado aprovechó también para afirmar que «nadie quiere abatir» a Pedro Sánchez y agregó que «solo se le pide que de explicaciones, como él ha pedido a los demás», en relación a su tesis doctoral.

«Los únicos que abatieron a un gobierno que había ganado las elecciones dos veces y les superaba con 50 escaños fueron el Partido Socialista y Pedro Sánchez, con aliados pocos confesables, como los independentistas, los batasunos y los de Podemos», dijo Casado.

Respeto a los medios de comunicación

Casado aconsejó también al Ejecutivo que «respete a los medios de comunicación y que, en vez de mandar burofaxes y amenazas a algunos medios que están haciendo su trabajo, empiece a dar explicaciones», en alusión a las acciones que ha adoptado el Ejecutivo contra medios que han cuestionado la veracidad de la tesis del presidente.

Además, el dirigente popular criticó la política exterior del Ejecutivo socialista y reclamó la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña porque «el Gobierno de España tiene que poner orden», dijo.

«Yo me estoy encargando de explicar la situación de Cataluña en mis visitas internacionales» porque «el gobierno de Pedro Sánchez, está más pendiente de contentar a sus socios independentistas que de explicar en Europa y en el mundo lo que está pasando en Cataluña», manifestó Casado.

Sus críticas alcanzaron al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, por sus recientes declaraciones sobre Cataluña, que Casado consideró como una «irresponsabilidad».

Antes de su reunión con dirigentes conservadores, el líder del PP reclamó a Sánchez más atención a Portugal e incluso llegó a recriminarle por no haber visitado el país, pese a que el presidente del Gobierno ha estado ya en dos ocasiones en Lisboa desde que asumió el cargo, a comienzos del pasado junio.

La primera fue para reunirse con el primer ministro portugués, António Costa, y la segunda para participar en una cumbre, a la que se sumó el presidente francés, Emmanuel Macron, para impulsar las comunicaciones entre la Península Ibérica y Europa.

La visita de Pablo Casado a Lisboa se enmarca en agenda internacional para darse a conocer como nuevo cabeza del Partido Popular español que le ha llevado ya a Bogotá y Viena.

Contenido Patrocinado

Fotos