Casado: «Somos el partido de la vida y la familia»

Pablo Casado. / Afp

Si sale elegido se compromete con Soraya Sáenz de Santamaría a integrar a todos los de su equipo que ella considere oportuno

IKER CORTÉSMadrid

«Somos el partido de la vida y de la familia, sin complejos y con todas las letras». Era una de las reinvidicaciones que Pablo Casado ha enarbolado durante toda la campaña de las primarias a la presidencia del PP y este sábado, en el XIX Congreso Nacional del PP que decidirá al sucesor de Rajoy, la ha vuelto a poner sobre la mesa, levantando los aplausos de una parte del auditorio. «Eso -ha continuado Casado- no es de izquierdas ni de derechas, es la base social de nuestro país. No hay nada más democrático que defender la familia y en la España vacía no hay nada más democrático que defender la natalidad». Oponerse a la ley de la eutanasia que está preparando el Gobierno de Sánchez ha sido pues una de las promesas que ha hecho Casado desde la tribuna, que ha afirmado que esto no tiene nada que ver con la religion.

Al grito de 'Presidente, presidente' comenzaba Casado su intervención, sin leer y acompañado de unas notas, para seducir a los compromisarios. Sus primeras palabras han ido dirigidas a Mariano Rajoy: «Estoy muy orgulloso de haber defendido unas circunstancias tan complicadas porque has dejado claro que este partido es el mejor partido para España». «Pase lo que pase vamos a salir de este congreso más fuertes y unidos», ha dicho también dando las gracias a Sáenz de Santamaría por su trabajo en la vicepresidencia del Gobierno y en una campaña «tan limpia». Ha reivindicado que su candidatura es la de la unidad y «integración real», frente a la lista única que proponía Soraya Sáenz de Santamaría, porque será tanto a nivel generacional como territorial e ideológica. De hecho, al término de su intervención, tras presentar la la lista de su candidatura en el comité ejecutivo nacional, ha dicho que se comprometía con Soraya Sáenz de Santamaría «a integrar a todos los de su equipo que ella considere oportuno». Entre los nombres para su propuesta de comité ejecutivo nacional a su director de campaña, Teodoro García Egea, a los hasta ahora vicesecretarios Javier Maroto y Andrea Levy y a cuatro exministros que apoyaron en la primera a María Dolores de Cospedal. Así, Dolors Montserrat, Juan Ignacio Zoido, Rafael Catalá e Isabel García Tejerina están en esta candidatura en la que figuran buena parte de los estrechos colaboradores de Casado en esta campaña, como Esperanza Oña, Isabel Díaz Ayuso o Antonio González Terol.

Antes se ha dirigido a los compromisarios. «Tenéis el deber de elegir y votar», ha dicho, en clara alusión a las palabras de Sáenz de Santamaría de que se debía respetar la elección de los afiliados. A ellos les ha pedido que voten en libertad, con la cabeza y con el corazón, que voten lo que quieran «sin identificaciones ni etiquetas». «Es vuestra decisión, soberana, libre y democrática», ha enfatizado. Tras hacer un repaso a su carrera en el partido -«Yo también comencé pegando carteles», ha explicado- ha afirmado que «necesitamos volver a ser el partido de los once millones de votos». En este sentido, ha indicado que el futuro presidente del PP debe «estar orgulloso de su pasado. Yo estoy muy orgulloso de Fraga, Aznar y Rajoy».

«Lo que propongo -ha dicho- es que volvamos a dirigirnos a los españoles para decirles que es urgente que volvamos al Gobierno». En este sentido, ha descrito el amplio espectro de votantes a los que se dirige su proyecto de partido. «Somos un partido de bases, somos el partido de la España que madruga, de los autónomos, de los pensionistas que madrugan para llevar a sus nietos al colegio y quieren una pensión digna, de los jóvenes, de los trabajadores del mundo rural. Somos el partido que no colectiviza a las personas, somos el partido de las personas, de la libertad individual de las personas», ha dicho.

Ha tenido también tiempo para reinvidicar el papel del partido junto a las víctimas del terrorismo y abordar el asunto de la corrupción: «Aquí no cabe un solo corrupto. Yo voy a hacer que se respete al PP, que ya basta de juicios paralelos, de insidias, de condenas mediáticas». Finalmente, se ha centrado en la unidad de España y ha prometido la misma firmeza que Rajoy para frenar el soberanismo catalán. «Quiero representar a los catalanes que vamos a reconquistar, para hacer esa Tabarnia teórica real, para que la libertad llegue también a Cataluña». Al grito de 'viva el PP y viva España' ha cerrado su discurso.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos