«Cercanía y gobierno», el nuevo estilo de La Moncloa en las redes

Carolina González durante su despedida como CM de la Policía. /R.C.
Carolina González durante su despedida como CM de la Policía. / R.C.

Carolina González, anterior CM de la Policía, se estrena como responsable de redes sociales de la presidencia del Gobierno. «La llamada me sorprendió, sentí orgullo y miedo», confiesa

MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

De perseguir a los malos en Twitter a ser la voz de La Moncloa en las redes sociales. Carolina González se estrenó ayer como 'community manager' de @DesdeLaMoncloa y @SanchezCastejon, las dos cuentas oficiales de la presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez y piezas clave del giro que los socialistas quieren dar al estilo de comunicación de la institución. El fichaje de esta licenciada en periodismo que decidió sacarse las oposiciones a inspectora de Policía Nacional no es casual, desde que tomó las riendas en 2015 del perfil oficial de dicho cuerpo ha conseguido, a golpe de 'tuit', superar los 3.180.000 millones de seguidores. Ella ya es un referente mundial en internet.

«La llamada de Moncloa me sorprendió mucho y también me sentí orgullosa de que pensaran en mí para esta labor. Luego sentí un poco de miedo al pensar en este giro, de pasar de una institución como la Policía, que es un referente internacional en las redes sociales, a estar en otra que nos representa a todos. Es mucha responsabilidad», explica González por teléfono a este medio, todavía aterrizando en su nuevo puesto de trabajo.

Ella trabajó en varios medios de comunicación antes de ingresar en la Policía Nacional como Inspectora. En 2005 entró en el Gabinete de Prensa del cuerpo hasta que la pusieron al frente del equipo de redes sociales en 2006. Aunque no llegó a Community Manager hasta 2015. El martes sus compañeros se despedían de ella con un «¡Gracias Carol!».

«A veces las cosas surgen así. Tenía gente de mi entorno vinculada al mundo de la Policía, yo estaba haciendo prácticas en medios de comunicación y me pareció una buena salida profesional. Poco a poco se me metió el gusanillo azul dentro de mí y uní dos vocaciones, el amor por el periodismo y por la Policía, que una vez que trabajas dentro lo sientes como tuyo», confiesa la inspectora.

Información útil

En cuanto a su nuevo desempeño, González explica que La Moncloa «es una institución «con un perfil totalmente distinto». Desde su estreno en su nuevo cargo tiene claras las claves: «Transmitir cercanía, decisión y gobierno. Dar a conocer quiénes son las personas las que están detrás de estas instituciones. Que la Moncloa sea un perfil en el que se encuentre información útil para dar a conocer las actuaciones del Gobierno».

Con tantos millones de seguidores leyendo cada mensaje que se publica y en un ambiente en el que la hostilidad está a la orden del día, hay que meditar bien lo que se escribe antes de convertirlo en 'tuit'. «Hay que reconocer los errores cuando los hay y pedir disculpas si cabe. Pero todos los mensajes están meditados y pensados. Las redes sociales son un hervidero de sentimientos, muy emocional, así que nunca vas a tuitear al gusto de todos. Hay que saber manejar a los 'haters', bloquearlos o no entrar en conversación directa con ellos», señala la CM.

De hecho, el pasado 28 de junio, recibió numerosas críticas por ilustrar con una foto de Batman un 'tuit' en el que se informaba de que Manuel Guerrero, uno de los miembros de 'La Manada', había sido pillado intentando sacarse el pasaporte cuando pesa sobre él una prohibición de salida del territorio español. «El tuit no emite ningún juicio ni ninguna valoración, redactado para unos hechos concretos que se produjeron. Está dentro de nuestra manera de comunicar», responde ella.

Ahora el reto es convertir una cuenta hasta ahora almidonada como la de La Moncloa en otro referente cercano para el ciudadano. Por eso, entre risas, nos termina preguntando: «¿Ahora nos seguirás en Twitter no?».

Unas manos polémicas

Su llegada se produce una semana después de la polémica por el tuit de @DesdeLaMoncloa en el que se mostraban las manos de Pedro Sánchez en primer plano durante su reunión con la canciller alemana Ángela Merkel. «Las fotos de las manos fueron muy criticadas y eclipsaron su reunión con la canciller alemana Ángela Merkel, que para Sánchez eran más importantes. Merkel hasta entonces estaba relacionada con Rajoy, y Sánchez quería que se la empezara a relacionar con él. Así que se enfriaron», cuenta a este medio Verónica Fumanal, que fuera anterior jefa de prensa de Pedro Sánchez y ahora dirige una agencia especializada en asesorar a políticos en materia de comunicación.

La asesora también regala flores a la nueva CM de Moncloa: «Desde Moncloa han querido darle otro estilo diferente a la comunicación, más cercano y atrevido. El fichaje de la CM de la Policía lo dice todo. Ella es un referente».

 

Fotos