Casado apuesta por dos perfiles de su confianza para la batalla en Madrid

Isabel Díaz. / ATLAS

Martínez-Almeida y Díaz Ayuso, dos dirigentes poco conocidos fuera del territorio, formarán tándem electoral

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

No hubo fichaje de última hora, pese a que el PP había abierto la puerta a esa posibilidad. Pablo Casado apostó hoy por mantener como candidato al Ayuntamiento de Madrid al portavoz en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, y por apartar del cartel al actual presidente de la Comunidad, Ángel Garrido. En su lugar, batallará por el Gobierno autonómico la secretaria de Comunicación de los populares, Isabel Díaz Ayuso. Se trata de dos dirigentes, de 43 y 40 años, de la máxima confianza del líder de los conservadores, que tendrán que trabajar ahora por darse a conocer.

Fin de las especulaciones. «Casadismo puro y duro», analizaron hoy en una primera valoración fuentes populares. Las mismas voces señalan que ambos comparten perfil ideológico con el presidente del PP y que de la designación se deduce que una de las prioridades será ofrecer un discurso virado a la derecha que evite la fuga de votos hacia Vox. Lo que en el partido llaman «dar la batalla de las ideas sin complejos». Es la principal cualidad que se destaca en el comunicado que emitióhoy la dirección nacional. «Con estos nombramientos -reza el texto- Pablo Casado impulsa a dos candidatos que representan a la perfección una nueva generación de políticos con un discurso claro en los principios liberal-conservadores del centro derecha madrileño».

La de Madrid es una de las plazas más importantes para el PP en las próximas elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo. Los populares reconocen que no pueden permitirse perder uno de sus bastiones tradicionales. Y ya costó retenerlo en los últimos comicios. Pero, además, cuna política de Casado, es donde podrá medir el grado de éxito de su proyecto. Y la apuesta, «muy arriesgada» según algunas fuentes, está hecha.

En los últimos días se había especulado con otros nombres para el Ayuntamiento. Voces del PP aseguran que Manuel Pizarro declinó hace tiempo volver a la política. Y aunque en las quinielas apareció el nombre de María San Gil, pronto se descartó la opción de la expresidenta del PP vasco. En cuanto a la Comunidad, Garrido, que tomó las riendas del Ejecutivo tras la crisis del máster y la dimisión de Cristina Cifuentes, se queda fuera de la carrera.

En la cena de Navidad del PP de Madrid, Casado ya se mostró especialmente cariñoso con Martínez-Almeida. Y en los últimos días, Díaz Ayuso había ido ganando en presencia en los medios de comunicación.

 

Fotos