Dos detenidos en Barcelona por presuntamente captar yihadistas

Operación yihadista de la Guardia Civíl en Mataró. / Efe

La operación se ha iniciado sobre las seis de la mañana y los agentes han registrado dos domicilios en Mataró

EFEBarcelona

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres en Mataró (Barcelona) acusados de formar parte de una estructura para reclutar y radicalizar a individuos en Barcelona y Tarragona para enviarlos como combatientes a zonas de conflicto e integrarse en grupos terroristas yihadistas.

La operación se ha iniciado sobre las seis de la mañana, cuando agentes de la Guardia Civil han entrado en dos pisos de Mataró, uno situado en la calle Camí del Mig y otro de la calle Joan Maragall, para registrarlos y practicar las dos detenciones, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Los detenidos son M.B., de 46 años y natural de Tetuán, y O.K, de 36 años y natural de Tánger, ambos de nacionalidad marroquí, que supuestamente se dedicaban a reclutar y radicalizar a personas en las provincias de Barcelona y Tarragona para participar en actos de terrorismo yihadista.

En concreto, según ha detallado el Ministerio del Interior en un comunicado, los dos detenidos en la operación, dirigida por el juzgado central número 1 de la Audiencia Nacional, se dedicaban supuestamente al reclutamiento y radicalización de individuos que se mostrasen dispuestos a desplazarse como combatientes a zonas de conflicto y a integrarse en grupos terroristas yihadistas.

Más de dos años de investigación

En la detención de los dos sospechosos y en el registro de los dos pisos de Mataró en los que vivían han participado agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), los antidisturbios de la Guardia Civil, así como efectivos de la unidad de explosivos, con el apoyo de la canina.

La investigación se inició por parte de especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil a finales de 2015, gracias a la cooperación con servicios policiales de varios países, al detectarse la actividad en Internet de varios individuos que consumían propaganda de las diferentes plataformas asociadas a grupos terroristas.

La estructura descubierta en 2015 se ha dado ahora por completamente desarticulada, según Interior.

Con el material que se intervenga en los registros, los agentes esperan obtener información relevante para esclarecer completamente la actividad y vinculaciones de estos individuos así como hallar otras posibles líneas de investigación.

Según detalla el Ministerio del Interior, ante la pérdida de territorio y potencial material, humano y financiero que afronta el grupo terrorista Dáesh sobre el terreno en Siria e Irak, la difusión de propaganda y la captación de nuevos adeptos se ha convertido en una de sus principales actividades, desarrollada de forma muy importante a través de Internet y de las diferentes plataformas y redes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos