La Audiencia de Madrid abre la puerta a juzgar a Rommy Arce por injurias

Rommy Arce, en una imagen de archivo./AFP
Rommy Arce, en una imagen de archivo. / AFP

Desestima el recurso de la edil de Carmena contra una querella de un sindicato de policías locales por sus tuits sobre la muerte de un mantero en Lavapiés

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha abierto la puerta para sentar en el banquillo a Rommy Arce, la polémica concejal de Manuela Carmena en el consistorio capitalino. Los magistrados de la Sección Quinta consideran que hay indicios de que la edil cometió un delito de injurias graves con publicidad contra la Policía Local. Arce criticó en la red social Twitter la actuación de los agentes en la muerte de un ciudadano senegalés en el barrio de Lavapiés el pasado 15 de marzo, Mame Mbaye, que se dedicaba a la venta ambulante y cuyo deceso por causas naturales provocó importantes disturbios.

En un auto del pasado 14 de enero, el tribunal desestima los recursos presentados por los dos acusados en esta causa, Rommy Arce y Malick Gueye, portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, contra la admisión a trámite de la querella presentada por la Unión de Policía Municipal. De esta manera, la resolución da vía libre al Juzgado de Instrucción 12 de Madrid para que concluya las pesquisas abiertas en abril y proponga abrir juicio oral contra ambos.

En su comparecencia ante el juzgado en mayo de 2018, la concejal presidente de los distritos de Arganzuela y Usera ratificó los tuits escritos tras la muerte de Mame Mbaye, de 35 años, en Lavapiés porque le amparaba la libertad de expresión. Arce dijo a la juez María Dolores Baeza que mantenía su actitud contra «las políticas xenófobas y contra el emigrante que se desarrollan por el Estado español y en la Unión Europea».

«Xenofobia institucional»

El primer tuit fue publicado el 15 de marzo: «Lucrecia Pérez, Sanba Martine... hoy Mame Mbaye. Los «nadie» víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores. El pecado de Mame ser negro pobre y sin papeles. Hermano, siempre estarás en nuestro recuerdo».

A este mensaje le siguieron otros dos el 17 de marzo: «Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia. Una concentración pacífica rindió homenaje a Mame Mbaye y exigió el fin de las políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a las migrantes. No más persecuciones policiales en nuestros barrios», mientras que el otro querellado, Malick Gueye, señaló en un programa de televisión que la Ley de Extranjería «persigue, acorrala, discrimina y estigmatiza a los manteros» y fue la causa de la muerte de Mbaye. «Por eso exigimos el fin del hostigamiento policial».

La Audiencia de Madrid señala ahora que tales expresiones vendrían a vincular la muerte de Mame Mbaye (sufría una grave enfermedad cardiaca congénita) por su condición, entre otros, de ser negro y vendedor ambulante y añaden que los acusados pudieron menoscabar la estima de los agentes involucrados en aquel deceso, dos de los cuales estaban realizando otro servicio y prestaron auxilio de emergencia al ciudadano senegalés tras caer desplomado.

Mame Mbaye y otro compañero, Mame Tierno Seye, habían salido corriendo de la Puerta del Sol poco antes tras una intervención policial debido a que varios manteros «había tirado deliberadamente a dos turistas al suelo» tras observar la presencia agentes, según relata el auto.

El abogado de la Unión de Policía Municipal, Antonio Suárez-Valdés, ha manifestado que se trata de una «gran noticia» que los políticos que presuntamente injurian a sus policías respondan ante los tribunales de justicia y confió en una sentencia condenatoria contra Rommy Arce, la edil anticapitalista de Carmena.

 

Fotos