Asesinan a tiros a un camarero de un bar de Gijón durante sus vacaciones en Colombia

Jannier Valois Palacios, en la playa de San Lorenzo./E. C.
Jannier Valois Palacios, en la playa de San Lorenzo. / E. C.

Jannier Valois Palacios, de 22 años, vivía en Gijón y regresó a su país de origen para visitar a su familia. Lo acribillaron a tiros en Buenaventura

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

Un camarero de El Llano de 22 años, Jannier Valois Palacios, fue asesinado el martes en Colombia, su país de origen, a donde había regresado durante sus vacaciones para visitar a la familia. Murió acribillado a tiros en la ciudad de Buenaventura. Fue enterrado ayer en la misma localidad, mientras las fuerzas de seguridad investigan las causas del crimen y tratan de identificar a los responsables.

El joven colombiano había viajado hace semanas junto a su novia, de la misma nacionalidad, aprovechando un periodo vacacional. Tenían previsto regresar en los próximos días a Gijón. Ambos se habían ido a vivir juntos recientemente y «estaban muy ilusionados», según su entorno.

La noticia del crimen de Jannier cayó como una losa entre los muchos amigos y compañeros que deja en Gijón. En La Cañada Real, en el barrio de El Llano, donde trabajó como camarero hasta hace poco tiempo, se muestran «muy impresionados» por el fatal desenlace de un joven «muy alegre y muy trabajador».

Llegó a España hace aproximadamente cinco años y su primer destino fue Galicia. En Betanzos regentó un establecimiento hostelero hasta que tiempo después decidió mudarse a Gijón. Aquí residía su novia junto a sus familiares y aquí decidió instalarse hace unos dos años. «Le gustaba mucho Gijón, la playa y el ambiente, decía que estaba muy a gusto le recordaba a su ciudad en Colombia, también con mar, pero que además era muchísimo más segura», explica uno de sus antiguos compañeros.

El crimen tuvo lugar el martes por la tarde en el barrio de El Progreso de la ciudad de Buenaventura, una localidad de poco más de 400.000 habitantes de la costa pacífica, ubicada a cien kilómetros de Cali. Se trata de una de las zonas con más alto índice de criminalidad de Colombia. Solo en lo que va de año Buenaventura ha registrado 21 muertes violentas, la mayoría perpetradas por sicarios.

Escalada de violencia

En la conocida como comuna 10 del barrio de El Progreso fue tiroteado por al menos dos individuos. El joven fue trasladado de urgencia a un hospital, pero no pudo superar las graves heridas de bala que sufrió. La Policía colombiana inició ese mismo día la investigación para esclarecer lo ocurrido. La situación de inseguridad que sufre la ciudad desde hace un año motivó que a finales de 2018 las fuerzas de seguridad reforzasen el número de efectivos para intentar acabar con la escalada de asesinatos.

«La injusticia y la violencia acabaron con tus sueños que eran también los míos, con tus ilusiones, tus alegrías, con tu vida, que era parte de la mía... No comprenderé ni aceptare jamás que te hayas ido, que me dejaras sola con nuestros planes... Siempre vivirás en mí, gracias por tanto que me dejaste, todo este amor que ya no te puedo dar lo guardaré hasta que Dios decida que nos volvamos a ver», compartía en las redes sociales su novia, Tatiana, también radicada en Gijón desde hace años con su familia y que trabaja como camarera en una cafetería del centro.