El PSOE reclama a la familia Franco «humildad» y «respeto a la patria»

El ministro Ábalos (3º por la izquierda) durante su visita al cementerio de Paterna./Efe
El ministro Ábalos (3º por la izquierda) durante su visita al cementerio de Paterna. / Efe

Ábalos se encara con los herederos del dictador después de que avisaran de que no aceptarán más tumba que la Almudena o el Valle de los Caídos

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos se ha convertido para el Gobierno en un asunto más difícil de gestionar de lo que había previsto y el PSOE no oculta su enfado. El secretario de Organización del partido y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, cargó hoy contra la familia del dictador y le reclamó «humildad» y «respeto a la patria».

Los herederos de Franco se han opuesto desde el primer día a que el cuerpo embalsamado de su abuelo sea sacado del sepulcro que ocupa en el monumento que él mismo encargó construir en la finca Cuelgamuros (El Escorial), en 1940, como homenaje a lo que calificaba de «gloriosa cruzada» del bando nacional. Y, según advirtió su abogado el miércoles, si finalmente se cumple el real decreto aprobado por el Ejecutivo y se produce la exhumación, no aceptan otro lugar de entierro más que la catedral de la Almudena, donde poseen una cripta.

El Gobierno, que hace unas semanas se mostró resignado a esa situación, sostiene ahora que puede impedir que los restos del dictador se depositen en la Almudena, en pleno centro de Madrid, porque la ley de la memoria histórica prohíbe que se ubiquen en cualquier lugar en el que puedan realizarse actos de exaltación de la dictadura. Eso es lo que aseguró la vicepresienta Carmen Calvo esta semana, aunque la norma no establece ese principio de manera literal.

La número dos del Ejecutivo ha buscado en todo momento la complicidad de la Iglesia, que según el PSOE tampoco ve con buenos ojos que Franco acabe en la céntrica catedral, pero con el Derecho Canónico en la mano no ve forma de oponerse. Y pese a que Calvo aseguró que había llegado a un acuerdo con el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, para encontrar otra salida, fue desementida. El Vaticano dice que le parece «oportuno» que se busque alternativa pero que corresponde al Gobierno y a la familia hacerlo.

Orgullo

En medio de este rifirrafe se encuadra el reproche de Ábalos, que hoy participó en un acto de homenaje a los represaliados de la dictadura en el cementerio municipal de Paterna, a cuya espalda fueron fusiladas miles de personas entre 1936 y 1959, y en el que este mismo verano se iniciaron los trabajos de excavación de una fosa común en la que se espera encontrar un centenar de cuerpos. «¿Cómo puede sentirse orgullosa la familia de Franco de esa herencia», censuró.

El dirigente socialista argumentó que la discusión que se está dando en torno a la exhumación sería «impensable» en otros países democráticos. «¿Se lo han planteado en Alemania alguna vez, o en Italia», cuestionó. Así hizo su llamamiento a los Franco para que actúen con humildad «tras años de arrogancia, imposición y eliminación del discrepante». «Dicen que era un general, pero no. No era un general solo, porque hay generales buenos, delincuentes o asesinos como este. Otros tratan de homologarlo a un presidente o un jefe de Estado normal. Pues no, no integremos como normal lo execrable», remachó.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos