Los bomberos necesitan 60 horas de trabajo más para apagar el incendio de Seseña

Balsa impermeabilizada construida junto al cementerio de neumáticos./
Balsa impermeabilizada construida junto al cementerio de neumáticos.

Ya se ha construido una balsa impermeabilizada para contener el agua de lluvia y evitar la contaminación del suelo

J. V. MUÑOZ-LACUNAtoledo

Los bomberos que desde el pasado 13 de mayo afrontan el incendio del cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo) aseguran que sólo precisan de 60 horas más de trabajo para extinguirlo. Sesenta horas que se realizarán en tramos horarios puntuales pues desde hace días el viento sopla en rachas cambiantes, lo que obliga a los bomberos a acelerar la combustión de las ruedas calcinadas cuando el humo no va en dirección a las viviendas, fundamentalmente a las de la urbanización de El Quiñón, situada junto al vertedero de ruedas.

noticias relacionadas

"Hace tres días nos quedaban 72 horas de trabajo pero ya sólo restan 60", ha asegurado este sábado Pedro Antonio Ruiz, oficial jefe del Consorcio de Bomberos de Toledo, con lo que el incendio podría quedar extinguido en un máximo de dos semanas. La labor de los grupos de intervención continúan "a buen ritmo", según la Junta de Castilla-La Mancha, y este fin de semana el operativo ha estado formado por tres dotaciones de bomberos, cuatro retroexcavadoras, dos bulldozer y una nodriza con 12.000 litros de agua, además de técnicos del servicio de coordinación del 112, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, la Guardia Civil y la Policía Local de Seseña.

Al mismo tiempo, operarios de la Consejería de Medio Ambiente y de la empresa pública "Tragsa" ha dado por finalizada este sábado la construcción de una balsa impermeabilizada que servirá para contener y tratar el agua de la lluvia que arrastrará las cenizas de los neumáticos que han ardido. Una obra que, unida a las zanjas perimetrales abiertas junto al vertedero, evitará la contaminación del subsuelo en las zonas más próximas.

Mejor sin salir de casa

En cuanto al informe sobre la calidad del aire de Seseña emitido este sábado y basado en los datos recogidos por las estaciones fijas y las unidades móviles instaladas en El Quiñón y Seseña-Viejo, revela que "los valores de los parámetros analizados se encuentran dentro de los valores límites establecidos por la legislación vigente salvo picos ocasionales". No obstante, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández, ha recomendado a la población más cercana al vertedero "adoptar las precauciones necesarias para evitar estar en contacto directo y prolongado con el humo procedente del incendio y reducir las actividades al aire libre que requieran esfuerzo físico importante, sobre todo en la zona de El Quiñón".