Colau afirma que el pacto con el PSC «no condiciona» acuerdos de futuro entre el PSOE y Podemos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo municipal socialista, Jaume Collboni./
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo municipal socialista, Jaume Collboni.

Collboni señala que la entrada de los socialistas en el ejecutivo de Barcelona no va contra Pedro Sánchez

CRISTIAN REINOBARCELONA

Ada Colau y Jaume Collboni han presentado esta mañana el acuerdo de gobierno de izquierdas para Barcelona, según el cual los socialistas entran en el ejecutivo municipal. El PSC regresa al ejecutivo municipal de Barcelona y Jaume Collboni será segundo teniente de alcalde y responsable de las áreas de cultura, empresa e innovación. Tanto Colau como Collboni han querido desvincular el pacto entre Barcelona en Comú y el PSC del contexto político español. La alcaldesa ha afirmado con contundencia que que se trata de un "acuerdo de ciudad" y que "no condiciona" posibles pactos de futuro entre Podemos y el PSOE, tras las elecciones del 26-J.

En la misma línea, Collboni, que ha comparecido junto a la alcaldesa, ha asegurado que el pacto se ha sellado "independientemente" de los contextos políticos de ámbito nacional y autonómico. "No hemos hecho cálculos electorales" y "no es un pacto que va contra nadie, ni mucho menos contra el secretario general del PSOE, que tiene todo mi apoyo para ganar a la derecha", ha señalado. Collboni ha desmarcado el pacto PSC-Barcelona en Comú de los movimientos que está realizando Ximo Puig para que el PSOE y Podemos puedan concurrir juntos para el Senado en la Comunidad Valenciana.

Ambos dirigentes han presentado esta mañana la entrada de los socialistas en el gobierno municipal, que aún deberá ser ratificado por las bases de los dos partidos la semana que viene. Con el regreso del PSC al ayuntamiento de Barcelona, los socialistas refuerzan su poder municipal, ya que gobiernan en las cuatro capitales catalanas. En Lleida y Tarragona con alcalde propio y en Girona y Barcelona dando apoyo a gobiernos de CiU y Barcelona en Comú, respectivamente.

La alcaldesa Colau ha decidido también que Collboni se encargue de coordinar las comisiones bilaterales entre Ayuntamiento y Generalitat, así como las relaciones institucionales con el Estado. "Es un buen acuerdo", ha señalado Colau, que a partir de ahora cuenta con 15 de los 41 concejales de la ciudad, por lo que ha llamado a ERC y la CUP a sumarse. Collboni ha justificado el pacto para evitar el "bloqueo de las instituciones".