La traca final de Compromís

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, junto con su equipo. /
El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, junto con su equipo.

La confluencia valenciana de Podemos lanzó el último intento para evitar la convocatoria de unas nuevas elecciones. Una propuesta que se fue diluyendo con el paso de las horas

COLPISAMADRID

España se ve abocada a nuevas elecciones en junio, seis meses después de las anteriores, tras el fracaso de una propuesta de última hora para formar un Gobierno de coalición de izquierdas y prolongando la parálisis política del país.

MÁS INFORMACIÓN

Ha sido el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien ha anunciado este martes la noticia tras reunirse con el jefe del Estado en la tercera y última ronda de consultas tras las legislativas del 20 de diciembre. "Le he dicho al rey Felipe VI que no cuento" con apoyos suficientes, ha anunciado. "No puedo ni debo someterme a una nueva investidura", ha dicho el político, que ya fracasó estrepitosamente en marzo en su intento de ser investido presidente del gobierno por un parlamento muy fragmentado. Por lo tanto, "quedamos abocados a la celebración de nuevas elecciones", ha subrayado, lanzando la responsabilidad de este fracaso sobre Podemos y su líder Pablo Iglesias.

Compromís, la confluencia valenciana de Podemos, lanzó ayer la última traca para intentar evitar la disolución de las Cortes y la convocatoria de unas nuevas elecciones el próximo 26 de junio. La postura del partido valenciano, que se fue diluyendo en pocas horas, proponía apoyar la investidura de Sánchez con un gobierno de coalición de los partidos de izquierda y una propuesta programática.

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, anunciaba poco después que su partido aceptaba 27 de esos 30 puntos, pero lanzaba una contraoferta: un Gobierno presidido por Pedro Sánchez con independientes, con la promesa de someterse a una moción de confianza a los 2 años, en 2018. Para ello, pidió el voto a favor tanto de Podemos y las confluencias como de C's, con quien el PSOE tiene firmado un pacto que considera "compatible" con las propuestas de la formación valenciana. Y apenas unos minutos después de la comparecencia de Hernando, el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, dejó claro que ya no ve margen para el entendimiento; algo que le comunicó al propio Rey.

El diputado catalán ha admitido que "siempre hay tiempo para el último minuto" pero argumentó que si los socialistas no se desetienden de su pacto con Ciudadanos no hay nada que hacer. Además, hizo hincapié en que las tres salvedades que ha hecho el PSOE a los 30 puntos propuestos por Compromís -relativos a los desahucios, la derogación de la reforma laboral y el artículo 135 de la Constiución, relativo a la estabilidad presupuestaria- son demasiado importantes.

Oltra: «De qué van»

Por si esto fuera poco, la vicepresidenta del Gobierno valenciano y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, reprochó al PSOE que les haya pedido hoy que firmen la investidura de Pedro Sánchez y aseguró que pretender gobernar en solitario con 90 diputados es "un insulto a los españoles". "¿De qué van?", se preguntó Oltra, quien se ha confesado "indignada" y pidió a Sánchez y a Hernando "que dejen de enredar" y que si quieren formar gobierno y que Sánchez sea presidente, "estampen su firma" en el pacto propuesto por su formación.

Oltra recriminó al socialista que haya "obstaculizado" este gobierno de cambio "empeñándose en un pacto de 130 diputados -con Ciudadanos-, que es bastante menos que el pacto de 161 -de las seis fuerzas políticas- y que además no responde a las expectativas de cambio y representa muchos menos votantes". "Con 90 diputados, cuando el resto de las cinco fuerzas suman 71 diputados, tener un gobierno es solitario es insultante", insistió la vicepresidenta valenciana.

C's rechaza ambas propuestas

Albert Rivera, por su parte, dio un contundente portazo a la propuesta in extremis de Compromís, avalada y matizada por el PSOE. "Tres páginas para gobernar cuatro años España entre seis partidos distintos. No hace falta decir mucho más", dijo tajante. "No vamos a entrar a valorar esas tres páginas", aseguró el líder de Ciudadanos.

Además, Rivera añadió que los proponentes de este pacto de izquierdas no han contado con Ciudadanos, a quien ni siquiera han enviado la oferta, y que su partido no es decisivo aritméticamente para ese pacto a seis. "Lo podían haber hecho el 21 de diciembre", remachó.

Iglesias: «A Sánchez le quedan unas horas para rectificar»

Por su parte Pablo Iglesias ha lamentado que el PSOE haya dicho 'no' a un gobierno a la valenciana. El secretario general de Podemos ha sostenido que el PSOE se mantiene alineado junto a Ciudadanos y unas políticas económicas que el resto de la izquierda no va a aceptar jamás.

Iglesias ha insistido en que la única fórmula de gobierno que maneja es una coalición en la que exista un reparto proporcional de ministerios. La contraoferta del PSOE de que Sánchez gobierne con independientes es, por lo tanto, inasumible. En cualquier caso ha avisado a Sánchez de que aún le quedan unas horas para rectificar y romper su acuerdo con Albert Rivera.