BMW prueba el nuevo Serie 3 en Nürburgring

BMW prueba el nuevo Serie 3 en Nürburgring

La séptima generación del berlina completa el proceso de desarrollo

La próxima generación del BMW Serie 3 Berlina acaba de completar las etapas más importantes en el proceso de desarrollo final, unas semanas antes de la próxima producción en serie. Y como es norma en la marca, lo ha hecho en el más completo banco de pruebas: Nürburgring. Más conocido como Infierno Verde, este tipo de test sirven como un bautismo de fuego para la tecnología de propulsión y suspensión.

Sobre todo, porque el nuevo Serie 3 Berlina renueva por completo diversos elementos como suspensión, dirección y frenos. El objetivo de los ingenieros ha sido la evolución de una amplia gama de elementos para optimizar el confort de marcha y el rendimiento en carretera, y en definitiva que la berlina deportiva mejorase vuelta a vuelta.

En el desarrollo de la suspensión, destaca el innovador sistema de amortiguación que funciona de forma continua y progresiva para que las normales vibraciones derivadas de las irregularidades de la carretera se transmitan en menor medida y lograr un mejor equilibrio entre un estilo deportivo y un cómodo confort de marcha.

Según las primeras informaciones, el centro de gravedad baja 10 milímetros en relación al Serie 3 anterior, la distribución de pesos se equilibra hasta una relación 50:50 y el peso total se reduce en 55 kilos. Además, los niveles de rigidez estructural y de suspensión mejoran. La precisión de la dirección se beneficia de anchos de vía mucho más amplios, mientras que los mayores niveles de inclinación de la rueda ofrecen un potencial adicional para una dinámica transversal máxima.

En cuanto a la gama de motores, el de gasolina de cuatro cilindros se revisa por completo. Con el estandarte de propulsor de cuatro cilindros más potente que se haya instalado en un modelo de producción de BMW, el consumo de combustible es un 5 % inferior, con el cambio automático Steptronic de ocho velocidades como uno de los factores clave. Un filtro de partículas va a permitir cumplir con la normativa Euro 6d-Temp.

La nueva suspensión deportiva M, opcional, se ofrece solo en combinación con la dirección deportiva variable que responde con mucha mayor precisión a mínimos movimientos del volante. La equilibrada configuración de la dirección se aprecia tanto en curvas largas como al girar varias veces en curvas enlazadas.

El diferencial deportivo M dispone de la función de bloqueo controlado electrónicamente y vinculada al control de estabilidad. Distribuye el par de forma selectiva entre las ruedas traseras lo que asegura la limitación de la velocidad de rotación en el interior y el exterior de la curva. De esta forma, evita el deslizamiento en una rueda con un agarre de superficie reducido al tiempo que garantiza que la potencia del motor se puede usar en conducción deportiva.

Contenido Patrocinado

Fotos