Nissan Qashqai, ahora autónomo

Nissan Qashqai, ahora autónomo

Ya circula con la tecnología ProPilot, el primer paso hacia la conducción autónoma

Nissan acaba de dar a conocer el nuevo Qashqai con la tecnología denominada ProPilot, un dispositivo desarrollado como primer paso hacia la conducción autónoma. Presentada en Japón en agosto de 2016, la tecnología de asistencia a la conducción se incorporó por primera vez en el Serena, el monovolumen de la marca. Este año, desde enero, el ProPilot llegó a Europa con el eléctrico Leaf y ahora equipa al Qashqai.

Esta nueva tecnología viene a sumarse al conjunto de ayudas a la conducción del fabricante, como el aviso de cambio de carril involuntario, control del ángulo muerto, detección de objetos en movimiento y la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones.

El sistema ProPilot refuerza el control del conductor y le ayuda en las tareas de dirección, aceleración y frenado. Funciona solo en un único carril de la autopista y opera a cualquier velocidad. Se basa en la lectura del tráfico y de las condiciones de la carretera que realizan, por un lado, la cámara frontal instalada en el parabrisas, y por otro, el sensor ubicado detrás del logo 3D Nissan de la parrilla delantera.

Sencillo de utilizar, basta con presionar primero un mando situado en el volante y segundo el botón Set, y como si fuera el control de velocidad, el Qashqai ajusta constantemente el ritmo de marcha pero manteniendo una distancia de seguridad con el vehículo precedente gracias al control de crucero inteligente. Y, con una tercera pulsación, se puede ajustar esa distancia de seguridad en tres niveles.

Según las circunstancias del tráfico, es posible que el Qashqai se pare por completo; si la detención es por un tiempo inferior a tres segundos, el vehículo retomará automáticamente la marcha cuando el coche de delante lo haga. Si la parada es superior a tres segundos, el conductor deberá presionar el botón Res + o acelerar ligeramente para arrancar de nuevo. La tecnología ProPilot asiste al conductor y mantiene el coche en el centro del carril de la autopista seleccionado.

Si el conductor, ya sea por distracción o por emergencia, no mantiene el control del vehículo, el dispositivo emitirá primero una serie de avisos sonoros, posteriormente realizará breves frenadas y en última instancia detendrá por completo el coche de forma automática con la señalización de luces de emergencia para incrementar la seguridad de la vía.

El funcionamiento del sistema ProPilot queda a la vista en la pantalla del Nissan Drive Assist, ubicada entre los dos relojes principales del cuadro de instrumentos. La segunda etapa en el camino hacia la conducción autónoma, llegará el año que viene con la función ProPilot multi-carril, que permitirá el cambio automático de carril en autopista y en 2020 se espera introducir la conducción autónoma en vías urbanas y en intersecciones, para llegar a 2022 con la movilidad autónoma total, incluso sin intervención del conductor.

El Nissan Qashqai con tecnología ProPilot se comercializa con el motor diésel 1.6 dCi de 130 CV combinado con la caja de cambios automática X-tronic.

 

Fotos