Bosch y Daimler obtienen el visto bueno al primer aparcamiento sin conductor y sin supervisión humana

El sistema será utilizado a diario en las instalaciones del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart

Bosch y Daimler han alcanzado un paso más en el camino hacia la conducción autónoma. Las autoridades en Baden-Württemberg acaban de autorizar el primer aparcamiento sin conductor y sin supervisión humana en el Museo Mercedes-Benz en Stuttgart. Se trata del primer estacionamiento completamente automatizado (SAE Nivel 4) aprobado por un organismo oficial para su uso diario.

Con el objetivo prioritario de la seguridad, ambas compañías colaboraron con la autoridad administrativa regional de Stuttgart y el Ministerio de Transporte del estado de Baden-Württemberg que supervisaron el proyecto junto con expertos del servicio de inspección técnica alemán TÜV Rheinland.

El resultado es un concepto de seguridad integral con criterios de pruebas y aprobación adecuados que pueden aplicarse más allá de este proyecto. Los desarrolladores definieron cómo el vehículo sin conductor detecta a los peatones, otros automóviles u obstáculos en su camino y se detiene de manera fiable. También establecieron comunicaciones seguras entre los componentes del sistema y tomaron medidas para garantizar la activación fiable de la maniobra de estacionamiento.

En el interior del aparcamiento, se sale del vehículo y con solo tocar la pantalla del móvil el automóvil comienza a circular solo a una plaza asignada y aparca por sí solo. Para recoger el coche, el conductor espera en el mismo punto donde lo dejó y se realiza de la misma manera.

Este proceso se basa en la interacción entre la infraestructura inteligente del garaje de aparcamiento suministrada por Bosch y la tecnología de Mercedes-Benz. Los sensores en las instalaciones vigilan el carril de conducción y los alrededores, y proporcionan la información necesaria para guiar al vehículo. Así, los coches pueden incluso subir y bajar rampas para moverse entre los distintos pisos del aparcamiento, maniobrar entre columnas y si los sensores detectan un obstáculo, el coche se detiene de inmediato.