Porsche 911, el icono se renueva

La octava generación del Porsche 911 es más potente, más emocional y más eficiente que sus predecesores

MANU CORTÉS

El mítico Porsche 911 llega a su octava generación, con una presencia mucho más musculosa y con una disposición totalmente nueva en el interior dotado con un monitor de pantalla táctil de 10,9 pulgadas, que hace que el nuevo 911 sea a la vez moderno y atemporal. Los elementos de conducción y manejo inteligente, además de los innovadores sistemas de asistencia, aúnan la extraordinaria dinámica sin concesiones del clásico biplaza deportivo de motor trasero con los últimos requisitos del nuevo mundo digital.

El diseño exterior resulta familiar y, al mismo tiempo, indudablemente nuevo. Por encima de las grandes ruedas con un diámetro de 20 pulgadas delante y 21 pulgadas detrás, se despliegan unos guardabarros más anchos. Así, los modelos 911 con tracción trasera presentan la misma anchura de la carrocería que las versiones con tracción total. En este caso, el aumento del eje posterior es de 44 milímetros. La parte delantera, generalmente 45 mm más ancha, recupera un aspecto tradicional de las primeras generaciones del 911: la tapa de maletero alargada hacia delante con una llamativa cavidad delante del parabrisas. A la vez, los faros principales led con la típica forma redonda y elevada del 911, quedan incorporados de manera prácticamente imperceptible en los guardabarros.

El interior del nuevo Porsche 911 está marcado por las líneas depuradas y rectas del tablero de instrumentos, con el nivel de instrumentos inclinado hacia atrás. También aquí se toman como inspiración el diseño de los 911 de la década de los 70. Al igual que en el modelo original, el tablero de instrumentos se extiende por todo el ancho entre dos planos de aletas horizontales. La nueva arquitectura permite manejar la pantalla central del Porsche Communication Management (PCM), que mide ahora 10,9 pulgadas, de manera rápida y sin distracciones. Debajo, un panel de control de cinco teclas con la estética de los clásicos interruptores basculantes establece la conexión con la consola central con un panel táctil integrado. Aunque los asientos se encuentran ahora cinco milímetros más bajo y poseen una superficie ligeramente más estrecha, la comodidad ha mejorado notablemente.

Nuevo modo de conducción Wet

Otros aspectos técnicos destacados de la dinámica del nuevo 911 son el modo de conducción Wet (mojado) para una conducción aún más segura cuando llueve, el asistente de visión nocturna con cámara termográfica (permite ver la silueta de peatones proyectada en la instrumentación, incluso en oscuridad ambiente total), así como un completo sistema de conectividad. El asistente de advertencia y de frenado, instalado igualmente de serie, detecta con la ayuda de cámaras el peligro de colisiones con vehículos, peatones y ciclistas y envía un aviso o inicia un frenado de emergencia si es necesario. El regulador de velocidad con control de crucero adaptativo, disponible como opción, comprende una regulación de distancia automática al vehículo precedente, además de la función de arranque y parada automática Stop-and-Go.

Más potentes que nunca con 450 caballos disponibles desde muy bajos regímenes de giro, en los modelos S se presentan los nuevos motores bóxer turbo de seis cilindros opuestos tres a tres. La mejora del procedimiento de inyección y la nueva disposición de los turbocompresores, incluyendo la refrigeración del aire de sobrealimentación, aumentan la eficiencia y reducen las emisiones. Las velocidades máximas ascienden a 308 km/h (Carrera S con tracción trasera) y 306 km/h en la variante de tracción total Carrera 4S.

En cuanto a la aceleración de cero a 100 km/h, ambos modelos 911 baten la marca de cuatro segundos: 3,7 segundos tarda el Coupé con tracción trasera, mientras que el 911 Carrera 4S con tracción total lo consigue en solamente 3,6 segundos. Por tanto, los dos coches son 0,4 segundos más rápidos que los respectivos modelos anteriores. Con el paquete deportivo opcional Sport Chrono, la ventaja aumenta en 0,2 segundos más.

Otro factor del placer de conducir un 911 es el sonido inconfundible de este deportivo. Por ello, se ha dedicado una especial atención al reglaje del sonido de admisión y de escape. En opción está disponible un sistema de escape deportivo. Mientras el sistema de serie muestra dos salidas de escape dobles, el sistema más deportivo posee dos extremos ovalados.

Ficha técnica Porsche 911 Carrera S

Combustible:
Gasolina
Motor:
6 cilindros bóxer
Potencia:
450 caballos
Cilindrada:
2.981 cm3
Par motor:
530 Newton metro
Cambio:
Automático PDK «doble embrague» de 8 marchas
Tracción:
Trasera o a las cuatro ruedas
Velocidad:
308 km/h.
0 a 100 km/h.:
3,5 segundos
Consumo:
Desde 8,9 litros
Emisiones CO2:
205 g/km.
Largo:
4,52 m.
Ancho:
1,85 m.
Alto:
1,30 m.
Maletero:
132 litros
Precio (desde):
138.105 euros

Los modelos 911 Carrera S y 4S se entregan exclusivamente con la primera caja de cambios automática tipo «doble embrague» de ocho velocidades (PDK) para deportivos Porsche. La nueva PDK ofrece múltiples mejoras frente a la caja de cambio de siete velocidades utilizada en los modelos anteriores. Se percibe inmediatamente en la mayor versatilidad entre comodidad, prestaciones y eficiencia. La primera velocidad es ahora más corta y la octava más larga que antes. La velocidad máxima se alcanza, como hasta ahora, en la sexta marcha.

Para aumentar las prestaciones y llevar hasta el límite el placer de conducir, el paquete opcional Sport Chrono es una elección ineludible. Comprende el nuevo conmutador de modos de conducción con el botón Sport Response y el modo PSM Sport, además de un precioso cronómetro instalado en la parte superior central del salpicadero.

Los modos de conducción se seleccionan a través del conmutador de modalidades situado en el volante. El modo PSM Sport se puede accionar separadamente y coloca el sistema de estabilización del coche en un modo especialmente deportivo. Inspirado en la competición, el botón Sport Response ofrece la posibilidad de conseguir una respuesta de máximo rendimiento del motor y la caja de cambios durante 20 segundos.

El aumento de las prestaciones del nuevo 911 Carrera 4 S viene también asociado al nuevo diferencial delantero. La unidad de embrague y diferencial, que está equipada ahora con una refrigeración por agua, dispone de discos de embrague reforzados para mayor resistencia y robustez. El aumento de los pares de ajuste en el embrague mejora su precisión de ajuste y, además, el funcionamiento de la propulsión adicional a través del eje delantero. En resumen, se obtiene una mejor tracción en nieve, en mojado y en seco.

El nuevo 911 presenta como novedad mundial el innovador sistema Wet para conducción sobre calzadas muy mojadas. El sistema detecta mediante sensores acústicos en los pasos de rueda delanteros la proyección de salpicaduras de agua y, en consecuencia, si la calzada está mojada. Cuando se detecta que el firme está muy resbaladizo, se prepara la respuesta de los sistemas de control de estabilidad, aerodinámica, par motor disponible, tracción y frenada. A continuación, el sistema informa al conductor de que ha detectado agua y recomienda conmutar manualmente al modo Wet mediante la nueva regleta de pulsadores situada encima de la consola central o, en el caso del paquete Sport Chrono, integrada en el conmutador de modalidades de conducción situado en el volante.

 

Fotos