Hyundai Tucson, superando el listón

El nuevo Tucson da un notable salto en materias como calidad percibida, seguridad activa y eficiencia energética

MANU CORTÉS

El nuevo Tucson, el modelo más vendido en Europa de Hyundai, se renueva en diseño, conectividad y seguridad. Las nuevas motorizaciones mejoran sus prestaciones, al mismo tiempo que reducen sus consumos. Además, ahora está equipado con la última tecnología en seguridad y los elementos de confort y comodidad líderes de su categoría.

Su nuevo diseño acentúa el carácter de SUV, con un toque de corte deportivo que aumenta con la parrilla hexagonal en cascada, así como con la nueva «mirada» que le aporta la incorporación de unos faros completamente nuevos y que emplean tecnología full led. Un paragolpes delantero ligeramente elevado, un nuevo cubrecárter y un renovado diseño de llantas completa la actualizada imagen del Tucson.

La parte trasera también recibe una dosis de actualización con una nueva luz de freno, un paragolpes rediseñado y una salida de escape de última generación. El interior de nuevo diseño y con materiales de calidad, presenta detalles que rejuvenecen su estilo. El salpicadero, completamente nuevo, incrementa la calidad del conjunto gracias a la presencia de materiales de tacto suave y a una línea de costura doble. Para completar el interior, Hyundai ofrece embellecedores de puertas de aluminio, pedales metálicos y un rediseñado pomo del cambio. El maletero tiene una capacidad de 513 litros.

El diésel más potente

El motor más potente de la gama es un turbodiésel de dos litros de cilindrada, que desarrolla 185 CV y va asociado a un cambio automático de ocho velocidades, totalmente nuevo. Esta mecánica se ofrece con el sistema de tracción total de Hyundai, denominado HTRAC, que equipa un diferencial bloqueable que distribuye el par motor disponible al 50 % entre el eje delantero y el trasero.

Esta versión del Tucson es el primer modelo de Hyundai en incorporar el sistema Mild Hybrid de 48 V que asiste al motor turbodiésel. La tecnología aplicada para la electrificación que emplea esta variante comprende una batería de iones de litio de 48 voltios (0,44 kW/h), un motor eléctrico, un convertidor de corriente de baja tensión y un inversor. En fases de aceleración, el generador eléctrico da apoyo al propulsor de gasóleo con hasta 12 kW, reduciendo así el consumo de combustible.

El sistema Mild Hybrid ayuda a la mecánica de combustión mediante la descarga de la energía acumulada en la batería, para así incrementar la respuesta del motor con una ligera aceleración o para proporcionar un par adicional cuando se realiza una fuerte aceleración, como se da el caso en un adelantamiento. Durante la desaceleración y el frenado, se recupera la energía para recargar la batería. De esta manera, el sistema mejora significativamente el ahorro de combustible del motor y las emisiones de CO2 sin sacrificar las prestaciones.

El Tucson también está disponible con dos motores de gasolina. El primero de ellos, un cuatro cilindros y 1,6 litros de cilindrada, con cambio manual de seis velocidades y tracción delantera, desarrolla 132 caballos de potencia. La variante más potente 1.6 T-GDI, con 177 caballos, es una opción también muy interesante dentro del segmento en términos de potencia y prestaciones. Puede optarse por el cambio manual de seis velocidades o automático de «doble embrague» y siete relaciones; se puede elegir con tracción delantera o a las cuatro ruedas.

Ficha técnica Hyundai Tucson

Modelo:
1.6 GDI / 1.6 CRDI
Combustible:
Gasolina/ Gasóleo
Motor:
4 cilindros / 4 cilindros
Cilindrada:
1.591 cm3 / 1.598 cm3
Potencia:
132 CV / 116 CV
Cambio:
Manual 6 vel. / Manual 6 vel.
Tracción:
Delantera/ Delantera
Velocidad:
182 km/h. / 175 km/h.
0 a 100 km/h.
11,5 segundos / 11,8 segundos
Emisiones CO2:
162 g/km. / 126 g/km.
Consumo:
7,0 litros / 4,6 litros
Largo:
4,48 m.
Ancho:
1,85 m.
Alto:
1,65 m.
Maletero:
513 litros
Precio:
25.415 euros / 27.515 euros

La nueva gama Tucson se completa con el nuevo motor turbodiésel de 1,6 litros, con dos niveles de potencia: la versión estándar entrega 116 CV, mientras que la variante más prestacional rinde 136 CV. En ambos casos, cuentan con tracción a las ruedas delanteras y cambio manual de seis velocidades. La versión de 136 CV puede disponer opcionalmente de una caja de cambios automática de «doble embrague» y siete velocidades.

El nuevo Tucson equipa los últimos elementos en conectividad para así integrar fácilmente los «smartphones», con un sistema de audio de siete pulgadas que permite Apple CarPlay, Android Auto y bluetooth. Como alternativa, puede disponer de una pantalla de ocho pulgadas, con navegador integrado, que incluye siete años de suscripción a los servicios de LIVE, que permiten una actualización en tiempo real de la climatología, el tráfico, los radares y búsqueda de puntos de interés.

El paquete de seguridad Hyundai Smart Sense, incluye el sistema de asistencia a la frenada de emergencia, el sistema activo de cambio involuntario de carril, detector de fatiga del conductor, reconocimiento de señales y el sistema automático de cambio de luces largas y cortas.

A esta completa dotación, se añade ahora el control SCC de velocidad de crucero con función de parada y arranque automático del motor. Valiéndose de los sensores del radar frontal, el SCC mantiene una velocidad y una distancia constantes con el vehículo precedente, acelerando y frenando de manera automática. Si el tráfico empieza a detenerse, la función de parada y arranque aplica fuerza sobre el freno, llegando a detener el vehículo. Éste acelera nuevamente hasta la velocidad seleccionada tan pronto como la vía vuelve a estar despejada. Si el coche se detiene por un tiempo superior a tres segundos, el conductor deberá activar el sistema utilizando los controles del volante o bien acelerando de nuevo el vehículo. El sistema funciona entre 0 y 180 km/h.

También se ha mejorado el comportamiento del Tucson con el control de tracción en curva ATCC, que combina la distribución de par variable con el control electrónico de estabilidad (ESC). El sistema distribuye mayor par motor al eje trasero mientras aplica presión de frenado en la rueda interior para contrarrestar los subvirajes de las ruedas delanteras, mejorando la precisión de guiado durante toda la curva.

Contenido Patrocinado

Fotos