Cupra Ateca, el más rápido

Cupra Ateca, el más rápido

El nuevo modelo resulta imbatible dentro de su segmento en prestaciones y comportamiento deportivo

MANU CORTÉS

La nueva marca Cupra es la expresión de exclusividad, sofisticación y altas prestaciones de Seat y, su primer modelo, el Cupra Ateca, es un SUV único en su segmento que ofrece un diseño exterior muy deportivo, un cuidado interior elegante y funcional, con un alto nivel tecnológico. Ya disponible desde 44.900 euros, se ofrece por 300 euros más el paquete «Care», que incluye cinco años de garantía, mantenimiento y servicios de movilidad y, por 200 euros más, el seguro a todo riesgo el primer año.

La esencia del nuevo Cupra Ateca es su gran potencia, excelente comportamiento dinámico y su eficiencia en la conducción diaria. Para cumplir estos requisitos, el primer modelo de la nueva marca esconde bajo su capó uno de los motores de gasolina de cuatro cilindros más avanzados que existen en el mercado. El propulsor de 1.984 cm3 de cilindrada, sobrealimentado con turbo, genera una impresionante potencia de 300 caballos y un par máximo de nada menos que 400 Newton metro, disponible entre 2.000 y 5.200 vueltas.

Así, el Cupra Ateca es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 247 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,2 segundos. La eficiencia energética es, asimismo, uno de los grandes atributos de este nuevo SUV, obteniendo registros de emisiones de CO2 de 168 g/km y un bajo consumo medio de 7,4 litros/100 km.

El Cupra Ateca tiene un peso de apenas 1.615 kilos, cifra récord entre los SUV compactos de corte deportivo que encontramos en el mercado, pese a implementar un potente motor, tracción integral a las cuatro ruedas «4Drive», una larga lista de equipamiento que le configura como un vehículo totalmente equipado de serie y una caja de cambios automática «doble» embrague DSG de siete velocidades, cuyo propósito es ofrecer una sensación más deportiva con cambios de marchas más rápidos y precisos.

También cuenta con una función «Launch Control», que adapta diferentes sistemas para mejorar notablemente la tracción en aceleración desde parado. Ofrece además una conducción ágil gracias a su bajo centro de gravedad, a la configuración del chasis con el sistema DCC y al espectacular sistema de frenos «de carreras» Brembo con discos delanteros sobredimensionados y perforados de 370 mm de diámetro y grandes pinzas en color negro (opcionales, por 2.447 euros), lo que hace posible un rendimiento similar al de vehículos deportivos del segmento «premium» que cuestan el doble de precio.

Suspensión adaptativa

La suspensión delantera independiente es de tipo McPherson y la trasera es multibrazo. Además, también integra un sistema de suspensión adaptativa denominado DCC (Control Dinámico de Chasis), para ofrecer una configuración que se pueda ajustar a cada una de las necesidades del conductor y el estado del firme, adaptando diferentes sistemas como el control de tracción, el control de estabilidad ESC o el ajuste de la firmeza de los amortiguadores. Sobre estos últimos, el sistema DCC permite un control individual y automático de cada uno de los mismos, para evitar balanceos laterales de la carrocería a alta velocidad.

La tecnología 4Drive de tracción permanente a las cuatro ruedas analiza el estado de la carretera en tiempo real, así como la velocidad del vehículo, la velocidad de cada rueda, la posición del volante y el estilo o modo de conducción, para transmitir la potencia de forma rápida y progresiva a las ruedas que lo necesiten en cada momento.

Ficha técnica Cupra Ateca TSI 300

Combustible:
Gasolina
Nº cilindros:
4 cilindros en línea
Cilindrada:
1.984 cm3
Potencia:
300 caballos
Par máximo:
400 Newton metro
Cambio:
Automático DSG 7 marchas
Tracción:
Total a las 4 ruedas
Velocidad:
247 km/h.
0 a 100 km/h.
5,2 segundos
Consumo:
Desde 7,4 litros
Emisiones CO2:
168 g/km.
Largo:
4,37 m.
Ancho:
1,84 m.
Alto:
1,61 m.
Maletero:
485 litros
Precio:
44.900 euros

El deportivo SUV Cupra Ateca incorpora también de serie un sistema de dirección progresiva. Su función es mejorar la actuación de la servodirección con muchos más parámetros analizados en tiempo real, permitiendo así maniobrar más fácilmente y, sobre todo, realizar giros más precisos que aportan un mayor control sobre el vehículo. Todas estas funciones adaptan su funcionamiento acorde al requerimiento del conductor, que puede seleccionar entre seis modos distintos de conducción: Confort, Sport, Individual, Nieve, Offroad y Cupra.

La carrocería le distingue enseguida como un vehículo de altas prestaciones. En la parte delantera destaca el paragolpes de diseño exclusivo, la parrilla superior, que presenta un efecto de nido de abeja con acabado en negro brillante y el nuevo logotipo ubicado en el centro con faros Full led. En cuanto se desbloquean las puertas, los led de los retrovisores exteriores iluminan la zona del umbral de las puertas y se proyecta en el suelo el logotipo y la palabra Cupra. Los detalles en negro brillante adornan todo el exterior: raíles del techo, retrovisores, marcos de las ventanas, molduras laterales, parrilla frontal, así como los «spoilers» que enmarcan la luna trasera.

Por su parte, las pinzas de freno en negro, el paragolpes trasero de aspecto deportivo, el logotipo de la marca en cobre con la palabra Cupra en negro mate, los cuatro tubos de escape en el borde del difusor trasero y las llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro realzan claramente el carácter deportivo del coche.

En cuanto al interior, destacan unas estriberas de aluminio personalizadas con la palabra «Cupra» iluminada y los asientos tapizados en tejido Alcántara de color negro, con costuras de color cobre. En los laterales, tanto del asiento como del respaldo, se utiliza un tejido con efecto fibra de carbono que le aporta un plus de imagen deportiva.

El volante deportivo es de piel, así como el pomo de la palanca de cambios, presentados con costuras en color cobre, mientras que los pedales son de aluminio. Los acabados de la consola central y de los marcos de las salidas de aire de la climatización, entre otros, son cromados y se pueden elegir en color negro brillante sin coste adicional.

Por su parte, el logotipo de Cupra aparece en el volante, las estriberas de las puertas delanteras, las alfombrillas, la llave – que viene con una funda personalizada–, los reposacabezas delanteros y la pantalla táctil del sistema multimedia. Para completar el aspecto «racing», se puede montar opcionalmente asientos deportivos de tipo Bacquet, calefactados y con regulación eléctrica, por 1.664 euros más.

El equipamiento de serie de este nuevo SUV incluye elementos como el sistema de apertura y arranque sin llave, cargador inalámbrico de teléfonos, amplificador de señal GSM, sistema de conectividad, cámara trasera de aparcamiento y cámara 360°, sistema de navegación «Navi Plus» con pantalla táctil de 8 pulgadas, asistente de aparcamiento automático, o el cuadro de mandos completamente digital. Respecto a este último, el nuevo cuadro mejora la interpretación y visualización de los datos con múltiples opciones de personalización.

Junto a los avisos acústicos y visuales de los diferentes sistemas de asistencia a la conducción, el Digital Cockpit completa toda la información relevante de los mismos, permitiendo además elegir entre tres tipos de vista, donde destaca la denominada «Sport View», que sitúa el cuentarrevoluciones presentado de forma analógica en el centro del cuadro, con el dato de la velocidad del vehículo en el centro.

 

Fotos