Kia Ceed Tourer, un familiar con rasgos deportivos

Kia Ceed Tourer, un familiar con rasgos deportivos

Nuevo Kia Ceed Tourer, con una garantía de siete años o 150.000 kilómetros

MANU CORTÉS

Diseñado y fabricado en Europa, esta tercera generación de la versión con carrocería «familiar» del Kia Ceed es más práctica, espaciosa y versátil que las anteriores, con un habitáculo más amplio y más volumen de carga. El nuevo Tourer es el tercer miembro de la familia Ceed que se incorpora a la gama tras la llegada del Ceed 5 puertas en junio del pasado año y de la carrocería Shooting Brake Pro Ceed en enero de 2019.

El precio de salida de la versión básica con motor gasolina de 120 caballos, es de 14.900 euros una vez deducidas todas las promociones y descuentos ofrecidos por la marca surcoreana. La versión turbodiésel de 115 caballos tiene un precio de entrada en gama de 16.812 euros.

La carrocería «familiar» del nuevo Ceed es más baja, ancha y con un voladizo trasero más largo que en el modelo al que sustituye, con 20 mm más de anchura (hasta 1,80 metros) y 20 mm más bajo (hasta 1,46 m). Su distancia entre ejes permanece igual con 2,65 metros de longitud. El voladizo trasero se ha alargado 115 mm (hasta un poco más de un metro), lo que hace que al nuevo Tourer 95 mm más largo que el actual (ahora 4,60 metros) para un volumen de maletero significativamente mayor.

Gran volumen de maletero

El nuevo Ceed Tourer también se distingue por un gran volumen de maletero, que aumenta 97 litros con relación al modelo precedente y llega hasta los 625 litros, superior al ofrecido por la mayoría de los vehículos familiares de otros segmentos. El borde de carga también es más bajo comparado con el del actual Ceed y hace más fácil introducir objetos pesados en el maletero.

Como en su equivalente de cinco puertas, unas líneas rectas reemplazan a los bordes redondeados de su predecesor y, en el frontal, presenta una parrilla más ancha y una toma de aire inferior enmarcada por líneas rectas más precisas. El nuevo modelo también se distingue por las luces diurnas de led tipo «cubito de hielo» de serie. En la parte trasera, las ópticas de led confieren al Ceed Tourer una mayor visibilidad y lo hacen más reconocible sobre la carretera.

Desde el lanzamiento, el nuevo Ceed Tourer está disponible con una gama de nueve acabados de pintura. También habrá una serie de diseños de llantas, de acero con 15 pulgadas, asociadas al acabado básico Concept; de aleación con 16, asociadas al equipamiento Drive, y de 17 pulgadas en los acabados Tech y GT-Line.

El habitáculo del Ceed Tourer es más ergonómico que nunca y va recubierto con materiales de mayor calidad, además de una disposición horizontal del salpicadero con una imagen más continua y afinada. Este diseño también crea una mayor sensación de espacio y proporciona más amplitud para las piernas y una visión frontal más clara.

Ficha técnica Kia Ceed Tourer

Modelo:
1.0 T-GDI / 1.6 CRDi
Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Motor:
3 cilindros / 4 cilindros
Cilindrada:
998 cm3 / 1.598 cm3
Potencia:
120 caballos/ 115 caballos
Tracción:
Delantera
Velocidad:
190 km/h. / 192 km/h.
0 a 100 km/h.:
11,3 segundos / 11,1 segundos
Consumo:
5,3 litros / 3,9 litros
Emisiones CO2:
120 gr/km. / 104 gr/km.
Largo:
4,60 m.
Ancho:
1,80 m.
Alto:
1,46 m.
Maletero:
625 litros
Precio (desde):
14.900 euros / 16.812 euros

El salpicadero se divide en un área superior, con la pantalla táctil del sistema de información, y una parte inferior que aloja los controles para el audio, la ventilación y la calefacción. Se puede elegir entre tapicerías de tejido, piel sintética o piel y, como opción, un volante y una palanca de cambios forrados con piel.

El nuevo Ceed Tourer cuenta con una amplia gama de motores. Las opciones de gasolina incluyen el T-GDi de 1,0 litros de cilindrada con inyección directa de gasolina y turbocompresor, que genera 120 CV, así como un nuevo T-GDi de 1,4 litros con 140 CV. El turbo de este último proporciona un rango de par motor máximo más amplio, lo que mejora su respuesta en una mayor variedad de condiciones de circulación.

También se comercializa con el motor turbodiésel de inyección directa de 1,6 litros, en versiones de 115 y 136 CV de potencia. Cada motor estará combinado de serie con una caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que los modelos T-GDi de 1,4 litros y el CRDi de 1,6 litros se ofrecerán con caja de cambios de doble embrague y siete marchas.

En el nuevo Ceed se puede optar por dos modos de conducción («normal» y «sport»), a través del sistema Drive Mode Select. Los conductores pueden utilizar el selector para variar el grado de dureza de la dirección y cada modo cambia levemente el carácter del motor. El modo «normal» maximiza el potencial del propulsor para una mayor economía de consumo y ofrece un tacto de dirección más suave. El modo «sport» actúa sobre la respuesta del acelerador, hace posible una mayor aceleración -desde parado o en marcha- y adapta la dirección, para añadirle dureza y una mejor respuesta a los movimientos del volante.

El habitáculo del Kia Ceed «familiar» está dotado con una pantalla táctil de 7 pulgadas, o bien con un sistema de navegación con pantalla táctil de 8 pulgadas y los servicios de conectividad proporcionados por TomTom. Este sistema permite la integración total del «smartphone» mediante Apple CarPlay y Android Auto. Entre las tecnologías de serie cabe destacar la integración completa del teléfono mediante Bluetooth, así como la conexión automática de luces y el acceso sin llave.

Además de los seis airbags de serie, las tecnologías avanzadas de asistencia a la conducción mejoran aún más la protección de los ocupantes, mediante sistemas activos de seguridad que disminuyen el riesgo de una colisión. Las tecnologías de seguridad de serie incluyen asistente dinámico para luces de carretera, detección de fatiga del conductor, asistencia para el cambio de carril y aviso de colisión frontal con asistencia de frenada de emergencia.

En opción puede equipar asistencia para el seguimiento del carril, una tecnología que controla la distancia con los coches que lo preceden e identifica las líneas en la carretera para mantener el coche dentro del carril en una vía de sentido único. El sistema controla la aceleración, la frenada y la dirección, en función de los coches que circulan por delante, mediante sensores externos que mantienen la distancia de seguridad con el vehículo precedente. Funciona entre 0 y 130 km/h.

Otras tecnologías disponibles incluyen el control de crucero inteligente con función de parada y arranque automáticos, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado trasero, asistencia inteligente de aparcamiento y sistema de frenada de emergencia de colisión frontal con reconocimiento de peatones.