Tarraco, lo mejor de Seat

Tarraco, lo mejor de Seat

El tercer SUV de la marca, con posibilidad de siete asientos, llegará a primeros de año

A comienzos del año que viene llegará a los concesionarios de Seat el nuevo Tarraco. Debe su denominación a la ciudad mediterránea de Tarragona y fue el nombre elegido por votación popular por más de 140.000 entusiastas que participaron en la campaña organizada por la marca.

El nuevo Tarraco, diseñado y desarrollado en las instalaciones de Martorell y producido en Wolfsburg (Alemania), completa la ofensiva SUV del fabricante junto al Ateca y al más pequeño Arona. Un modelo que permite atisbar el futuro lenguaje de diseño de los nuevos Seat.

El modelo representa el hermano mayor de la familia SUV y reúne los atributos más característicos de todos los modelos, como diseño y funcionalidad, deportividad y confort, accesibilidad y calidad, y tecnología y emoción. Por dentro, ofrece la versatilidad de los cinco o siete asientos disponibles, la posición de conducción más elevada y el equilibrio entre funcionalidad y elegancia en los dos niveles de equipamiento disponibles, conocidos como Style y Xcellence.

La clave del vehículo radica en las últimas tecnologías del Grupo Volkswagen, como la arquitectura de la plataforma MQB A+, con una gran distancia entre ejes que facilita un más que notable espacio interior. El Tarraco mide 4,735 metros de longitud y 1,658 de altura, un conjunto que transmite ligereza y al mismo tiempo robustez y amplitud.

El diseño frontal apunta el nuevo lenguaje de diseño, con una renovada parrilla que acentúa la presencia. Los faros Full led ocupan una posición más profunda en la carrocería, con la característica forma triangular de la luz diurna de Seat. Para la iluminación utiliza tecnología 100 % led de serie, tanto en el interior como en el exterior, y en ambos niveles de equipamiento.

Ocho colores

En la parte trasera, se ha hecho especial hincapié en conseguir una altura del piso del maletero más baja para facilitar la carga. La iluminación le ha permitido incorporar pilotos traseros dinámicos. Se anuncia una gama de ocho colores: Negro Camouflage, Blanco Oryx, Plateado Reflex, Azul Atlantic, Gris Indium, Titanium Beige, Negro Deep y Gris Urano.

El coche equipa el sistema Digital Cockpit de 10,25 pulgadas y para las múltiples opciones de conectividad dispone de una pantalla de 8 pulgadas. Por primera vez, se emplea el sistema de info-entretenimiento Navi Plus con la función del control gestual, para controlar algunas funciones con un sencillo movimiento de la mano frente a la pantalla. También incluye el sistema de llamada de emergencia automática (eCall), o el asistente de precolisión y detección de vuelco.

La gama de motores abarca dos variantes de gasolina. El menos potente es un 1.5 litros con 150 CV, caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera. El más potente es un dos litros con 190 CV, asociado a una caja de cambios automática DSG de siete relaciones y sistema de tracción total 4Drive.

En cuanto a los diésel, habrá sendas opciones con idénticas potencias que los gasolina. La de 150 CV puede equiparse con tracción delantera y un cambio manual de seis velocidades, o bien asociado a una caja de cambios DSG de siete relaciones con el sistema 4Drive de tracción total. La más potente solo estará disponible con cambio DSG de siete velocidades y sistema 4Drive. Se anuncian posteriores versiones con otras tecnologías de propulsión alternativas.

La configuración del control dinámico de chasis permite un equilibrio entre la sensación de deportividad y una conducción más cómoda, indistintamente del tipo de firme por el que circule. El conductor puede elegir los ajustes que prefiera, aunque el sistema también se adapta automáticamente, en función del firme y el estilo de conducción.

El nuevo Tarraco incluye todos los asistentes a la conducción necesarios para una conducción más cómoda y segura. Sistemas como el asistente de cambio involuntario de carril y el asistente de frenada automática de emergencia con reconocimiento de peatones y ciclistas serán de serie. Como equipamiento opcional, destacan el detector de ángulo muerto, el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de atascos, el control de crucero adaptativo, el encendido automático de luces y el asistente de emergencia.

Contenido Patrocinado

Fotos