Ssangyong Tivoli, muchos cambios

Ssangyong Tivoli, muchos cambios

Llega una nueva versión con numerosas novedades mecánicas y de diseño

El Tivoli se renueva. En síntesis, los cambios son numerosos y afectan a la estética, con un profundo rediseño tanto exterior como interior, un mejor nivel de calidad, una nueva gama de motores más potentes y eficientes, un equipamiento más completo y se optimiza el confort de marcha y el comportamiento.

El frontal adopta el lenguaje de diseño mostrado en los últimos lanzamientos de SsangYong, como es el caso del Korando. Los llamativos grupos ópticos con luces diurnas led integradas se unen visualmente con el logo de SsangYong en el centro de la parrilla a través de una moldura cromada. El paragolpes integrado envuelve las luces antiniebla y el capó refuerza su aspecto deportivo con los dos nervios que conectan con la parte inferior de las ventanillas laterales.

Detrás, es nuevo el portón junto a unos grupos ópticos rediseñados, con dos líneas paralelas que parten del nervio lateral en forma de zigzag. Además, son novedad las llantas de aleación de 18 pulgadas con corte de diamante para el acabado Limited lo que en conjunto transmite mayor dinamismo que el Tivoli anterior.

Mayores dimensiones

La carrocería del nuevo Tivoli es un poco más grande. Las dimensiones aumentan en longitud, anchura y altura y ahora alcanza los 4,225 metros de largo. La plataforma utiliza hasta un 40 % de acero de alta resistencia avanzado, un material clave que lograr mayor rigidez y, por tanto, seguridad, menor nivel sonoro y más calidad de rodadura. Otras mejoras mecánicas afectan a la suspensión, la dirección asistida es de endurecimiento variable y los neumáticos son de un perfil un poco superior.

Una de las virtudes del Tivoli es el espacio en el habitáculo. Dispone de un espacio para las piernas en la fila delantera de poco más de un metro, con una distancia en altura de 1.022 mm (988 mm en los asientos traseros). El maletero también aumenta la capacidad en cuatro litros y aloja 427 litros; el espacio para carga se puede organizar fácilmente gracias a su bandeja que simplifica la forma de colocar el equipaje.

En la instrumentación, llama la atención la nueva consola central tipo tableta junto con el nuevo cuadro de instrumentos digital a partir del acabado Premium. El panel central es más sofisticado y tecnológico y se maneja de forma más intuitiva. Incluye climatizador bizona con función de memoria.

En la oferta mecánica, el motor gasolina desarrolla 35 caballos más que el actual hasta 163 CV. Con caja de cambios manual, el consumo es de 7,2 litros en ciclo combinado (WLTP) y emite 152 gramos de CO2/km. La oferta se completa con el renovado diésel e-XDI con tecnología AdBlue, cuya potencia aumenta hasta los 136 CV y un consumo de 5,6 litros cada 100 km.

El nuevo Tivoli incorpora de serie en todos los acabados el sistema de seguridad preventiva SsangYong. Un dispositivo que agrupa la funciones de asistencia al conductor que mejoran la seguridad. Es el caso del sistema de frenada automática de emergencia, el sistema de advertencia de salida de carril, el sistema de permanencia en carril, el sistema antideslumbramiento automático, el de reconocimiento de señales de tráfico, el de aviso de avance de vehículo delantero, la advertencia de fatiga y la alerta de distancia de seguridad.

Los precios del nuevo Tivoli, con descuento y financiación, arrancan desde 13.550 euros para el acabado Line con motor gasolina. El nuevo acabado Urban y el Premium también con motor de gasolina cuestan entre 15.800 y 17.200 euros. Por su parte, el acabado tope de gama Limited con motor diésel de 136 CV asociado a la caja de cambios automática, vale 23.300 euros.