Nuevo motor para los Porsche 718 Spyder y Cayman GT4

Nuevo motor para los Porsche 718 Spyder y Cayman GT4

Mismo bloque de seis cilindros atmosférico para los dos modelos

La gama 718 se amplía con dos nuevas versiones, el Spyder y el Cayman GT4, que comparten base mecánica con el propulsor atmosférico de seis cilindros y 420 caballos de potencia ubicado en posición central. Los concesionarios ya admiten pedidos, con unos precios finales de 107.612 y 110.870 euros respectivamente.

El nuevo motor de cuatro litros de cilindrada deriva del turbo que utiliza el 911 Carrera, pero como les gusta a los más fieles de la marca sin turbocompresor. Un seis cilindros, tipo bóxer (cilindros opuestos) asociado a un cambio manual de seis velocidades. La cifra de potencia supera en 35 CV la del GT4 anterior y en el caso de la tercera generación del Spyder ese aumento supone 45 caballos más.

El régimen máximo del motor es de 8.000 revoluciones, con el inconfundible sonido habitual de este tipo de propulsor de la marca. Entre las novedades técnicas, destaca el control de cilindros adaptativo que, al funcionar con carga parcial, desconecta la inyección en una de las dos bancadas para reducir el consumo.

Si el nuevo Cayman GT4 representa el modelo de acceso a los Porsche GT, claramente más deportivo, el 718 Spyder es un descapotable para disfrutar a cielo abierto. Las prestaciones se sitúan lógicamente por debajo de las del 911 pero son brillantes. Los dos modelos superan la barrera de los 300 km/h y ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. El consumo combinado es de 10,9 l/100 km.

Los dos disponen de una gran eficiencia aerodinámica, de un chasis GT y de eficaces frenos. En el caso del Cayman GT4, se ha trabajado a fondo el concepto aerodinámico, con un 50 % más de carga aerodinámica sin que afecte al índice de resistencia al viento. Es nuevo el diseño del arco para el silenciador trasero de una sola cámara, con un difusor que incrementa un 30 % la carga en el eje posterior.

El alerón trasero fijo del GT4 es más eficiente que el de su antecesor, una cantidad de carga aerodinámica adicional que el fabricante calcula en 12 kilos a 200 km/h. En el frontal, destaca un gran labio del apéndice y las llamadas cortinas de aire suavizan el flujo de aire que se canaliza hacia las ruedas delanteras.

Por su parte, el nuevo 718 Spyder equipa una capota ligera, perfecta para el uso diario y se puede plegar de forma sencilla bajo la cubierta posterior. A diferencia del GT4, el Spyder lleva un «spoiler» trasero que se despliega automáticamente a 120 km/h. Gracias al difusor funcional, es el primer modelo de la familia Boxster que genera carga aerodinámica en el eje posterior.

El Cayman GT4 se identifica por el alerón posterior que proporciona mayor carga aerodinámica.

Por primera vez, el Spyder se beneficia del chasis del GT4; una estructura ligera de suspensión, que procede de competición. El sistema de amortiguación activo rebaja 30 milímetros la altura de carrocería y el centro de gravedad. Con el autoblocante mecánico mejora la velocidad de paso por curva que en el caso del GT4 lleva la opción de un paquete Clubsport, con barra estabilizadora reforzada, un extintor de mano y un cinturón de seis puntos para el conductor.

El sistema de frenos equipa grandes pinzas fijas de aluminio y son opcionales los cerámicos. Son nuevos los neumáticos, de mayores prestaciones y especialmente adaptados para estos modelos. En el caso del GT4, rebajó en más de diez segundos el tiempo por vuelta en la pista de Nürburgring de 20,6 kilómetros con respecto a la anterior versión.