BMW X2 M35i, deportividad a raudales

BMW X2 M35i, deportividad a raudales

La versión tope de gama del pequeño modelo equipa un motor con más de 300 caballos de potencia

BMW vuelve con la fórmula que conjuga deportividad, imagen y juventud. Lo primero por la letra M, sinónimo de las mejores prestaciones, la estética interior resulta de lo más llamativa y se trata de un vehículo dirigido a un público joven. Es el X2 M35i con 306 CV, el tope de gama.

Esta versión se reconoce por los amplios riñones de la parrilla delantera adornados por un marco envolvente en un específico tono gris, el mismo que emplea para los bordes de las entradas de aire para la refrigeración del motor y los frenos, las carcasas de los retrovisores exteriores y la doble salida del escape de forma circular; son detalles basados en el paquete deportivo M.

Delante, los faros principales y antiniebla incorporan tecnología Full led y destaca en la parte posterior el característico alerón con el anagrama M y los dos tubos de escape. Gracias al sistema del silenciador adaptado, el sistema de escape produce un sonido muy deportivo. Las llantas de aleación Sportlight de 19 pulgadas son de serie, y en opción se ofrecen otras más deportivas de 20 pulgadas M que completan las características del diseño exterior del X2 M35i.

El interior llama la atención por un aspecto claramente deportivo. Sobre la base del paquete M, destacan los asientos opcionales M tapizados en un vistoso color que también recubre la parte baja del salpicadero y diversas zonas de los paneles de las puertas; están disponibles en tres acabados diferentes y llevan los reposacabezas integrados. El volante de tres radios va forrado en cuero con la clásica M en la parte inferior.

El nuevo X2 M35i equipa de serie la última generación del sistema BMW ConnectedDrive y la nueva aplicación BMW Connected. Son opcionales funciones como el uso inalámbrico de Apple CarPlay y la pequeña pantalla Head-Up Display. Los sistemas de asistencia al conductor incluyen el asistente de tráfico en atascos o el asistente de aparcamiento opcional.

BMW utiliza para el X2 M35i uno de los motores de gasolina de cuatro cilindros más potentes del mercado. De dos litros de cilindrada y con 306 caballos de potencia dispone de la tecnología TwinPower Turbo; es el primer propulsor de cuatro cilindros de M Performance y rinde un elevado par de 450 Nm. Para garantizar una entrega de potencia segura, el coche monta tracción integral xDrive y caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades con Launch Control. La aceleración prevista de 0 a 100 km/h es de 4,9 segundos.

El sistema de suspensión deportiva se ha desarrollado especialmente para este modelo. Es opcional una suspensión adaptativa con dos modos ajustables para una máxima deportividad. Es novedad en un BMW de la familia M Performance el diferencial deportivo instalado en el eje delantero. Gracias a un sistema autoblocante reduce de forma efectiva las posibles pérdidas de tracción en las ruedas delanteras para un paso por curva más rápido.

En cuanto a los frenos, el sistema se ha optimizado con pinzas fijas de color azul oscuro y discos de acero de 18 pulgadas delante y 17 pulgadas detrás. Una frenada que garantiza distancias más cortas y mayor eficacia al uso continuado. La dirección transmite al conductor un tacto más directo y preciso.

La producción para los mercados europeos del nuevo X2 comienza en marzo del año que viene.

 

Fotos