Ford S-Max y Galaxy, con nuevas tecnologías y motores

Ford S-Max y Galaxy, con nuevas tecnologías y motores

Cuentan con avanzados motores diésel EcoBlue que permiten una mejor eficiencia

Ford añade mejoras a las gamas S-Max y Galaxy. Se ofrecen por primera vez con el motor diésel EcoBlue de 2.0 litros con potencias de 120 a 240 CV y una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades controlada mediante un dial giratorio. La oferta de tecnología incluye control de crucero adaptativo con función de parada y arranque para la transmisión automática, una versión mejorada del sistema de información de puntos ciegos y un nuevo sistema de limpiaparabrisas para mejorar la visibilidad.

Ambos modelos incorporan otras tecnologías como la iluminación frontal adaptable que ajusta el ángulo del haz de los faros al entorno de conducción para evitar deslumbrar a otros conductores con la función de luz de carretera sin deslumbramiento y el asistente de aparcamiento activo con estacionamiento perpendicular, para maniobras de aparcamiento con manos libres.

El sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3 permite controlar las funciones de audio, navegación y climatización, junto a los móviles mediante sencillos comandos de voz. Con una pantalla de 8 pulgadas que se puede manejar mediante gestos de pellizco y deslizamiento, el sistema es compatible con Apple CarPlay y Android.

El motor diésel EcoBlue dispone de numerosas variantes con potencias de 120, 150, 190 y el más potente y exclusivo biturbo con 240 caballos. Una gama optimizada para cumplir las estrictas normas antipolución, con elementos como la reducción catalítica, el turbo de baja inercia y la inyección de combustible de alta presión más preciso.

La nueva transmisión automática de ocho velocidades ha sido diseñada para mejorar la eficiencia y el rendimiento con cambios de velocidad suaves y rápidos. El sistema evalúa los estilos de conducción para adecuar los tiempos de cambio de marchas. Puede identificar las pendientes y las curvas cerradas, para ajustar en consecuencia los cambios de marcha para una conducción más estable.

La tecnología de control de calidad de cambio adaptativo evalúa la información del vehículo y del entorno para ayudar a ajustar las presiones de los embragues y lograr cambios de velocidad más suaves y también se adapta al estilo de conducción. Tanto el S-Max como el Galaxy pueden ir equipados con tracción total, con un ajuste en la entrega de par de hasta un 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras.

El sistema que alerta de la presencia de vehículos en los puntos ciegos es ahora capaz de avisar antes y a velocidades más altas. Gracias a la nueva función de alcance variable en la parte trasera, el dispositivo puede detectar vehículos hasta 18 metros por detrás. Además, el nuevo sistema de limpiaparabrisas delantero ayuda a limpiar un parabrisas sucio de forma más eficaz con varios chorros de agua montados en el brazo del limpiaparabrisas.

La tecnología de cancelación activa de ruido es de serie en los modelos S-Max Vignale y S-Max y Galaxy equipados con el motor biturbo 240 CV. Los conductores también pueden ver la información del vehículo con una pantalla LCD a color de 4 pulgadas en el panel de instrumentos. Es opcional una pantalla digital personalizable de 10 pulgadas con velocímetro y contador de revoluciones de estilo analógico animado.

 

Fotos