Ford Explorer híbrido enchufable, familia eficiente

Ford Explorer híbrido enchufable, familia eficiente

Una nueva versión con 40 kilómetros de autonomía eléctrica en ciudad

Ford acaba de anunciar la llegada a finales de año del nuevo Explorer híbrido enchufable, un todocamino de siete plazas, con un motor que combina el propulsor de gasolina y otro eléctrico con una potencia total de 450 caballos; con un par de 840 Nm, puede recorrer más de 40 kilómetros por ciudad en modo exclusivamente eléctrico.

El nuevo Explorer Plug-In Hybrid se venderá con dos niveles de acabado (ST-Line y Platinum) en ambos casos con el V6 EcoBoost de 3.0 litros de cilindrada asociado a un cambio automático de diez velocidades y tracción total. El conductor va a poder optar por hasta siete modos de conducción tanto para entorno urbano como en todoterreno.

La batería de ion litio se puede cargar mediante una toma situada en el paragolpes delantero izquierdo entre la puerta y el paso de rueda. Además, se va recargando en movimiento gracias a una tecnología regenerativa que captura la energía cinética que normalmente se pierde durante la frenada. Los consumos y emisiones previstos son muy bajos, con una media de 3,4 litros cada 100 kilómetros y 78 g/km de CO2.

El sistema de tracción a las cuatro ruedas analiza multitud de parámetros (incluso si se lleva remolque) para determinar si se necesita mayor tracción. Un dispositivo de gestión del terreno permite adaptar la conducción a las condiciones del piso, con los modos normal, deportivo, pista, resbaladizo, remolque, eco, nieve y arena profundas. El control de descenso en pendientes mejora la bajada en un terreno abrupto.

La nueva versión del Explorer incorpora de serie llantas de aleación de 20 pulgadas con acabados distintos para los ST-Line y Platinum. Los primeros se reconocen por una parrilla en negro brillante, tono también empleado para el portón trasero, las barras del techo y los revestimientos de las puertas. El interior cuenta con costuras rojas para los asientos, alfombrillas y el volante deportivo, y lleva elementos decorativos con efecto de fibra de carbono para el tablero de instrumentos.

El equipamiento Platinum dispone de una parrilla, aplicaciones del portón trasero, barras del techo y revestimientos de las puertas con acabado satinado. En el interior se utiliza madera real para el cuadro de instrumentos. En los dos acabados, la instrumentación lleva una pantalla táctil central de 10,1 pulgadas montada en formato vertical y otra para el panel de instrumentos de 12,3 pulgadas.

El nuevo Explorer destaca por una capacidad de remolque de 2.500 kilos y monta diversos sistemas de asistencia como el asistente de freno en marcha atrás, control de crucero adaptativo con función Stop & Go, reconocimiento de señales de velocidad y el centrado de carril.