Los aficionados del 'Rombo' citados en León

El Club Amigos del Rombo, con la colaboración del concesionario Renault Leomóvil, organizaron el pasado domingo la III Concentración Renault Ciudad de León

Concentración en la Plaza Mayor./leonoticias
Concentración en la Plaza Mayor. / leonoticias
LEONOTICIAS

El pasado domingo, con un día en el que la lluvia finalmente no apareció y el incomparable marco de la Plaza Mayor de León, comenzaba la tercera concentración de vehículos Renault. Desde antes de las 10 de la mañana ya comenzaron a llegar los vehículos procedentes de diferentes puntos de la geografía española. El objetivo era reunir a toda la historia de la marca, desde los más antiguos hasta las últimas novedades del mercado.

En el corazón de la ciudad, el público pudo disfrutar desde un Renault 'Cuatro-Cuatro' de 1954 (el primer modelo que la marca fabricó en nuestro país), hasta un recentísimo Megane RS con 280 caballos y solo un mes de vida. Tampoco pudieron faltar los R5, R7, R8, R12, R18, R19, R21, Clio, Megane, Laguna, Espace y los siempre llamativos Alpine A610 y A110 con un valor incalculable.

La guinda del pastel vino de la mano de Leomovil que proporcionó los últimos modelos que la marca francesa oferta en su gama como fueron el Renault Talisman en su versión Initiale Paris, el Renault Zoe un vehículo 100% eléctrico con 400 kilómetros de autonomía, así como los SUV Kadjar y Nuevo Duster, un modelo que ha sido un auténtico éxito de ventas para la marca Dacia en los últimos años.

Este año la Concentración rendía un especial homenaje al modelo R19 ya que cumplía 30 años, gracias a lo cual se pudo disfrutar desde las versiones más comunes hasta las más deportivas en diferentes formato de los 16 válvulas.

También cabe destacar la presencia del nuevo Renault Clio N5, con el cual el piloto Fran Cima correrá la próxima temporada el Nacional de Asfalto, luciendo los colores con los que su padre Kiko logró numerosos triunfos hace ahora 25 años.

Llegado el mediodía, los vehículos dieron comienzo a la ruta que les llevaría por diferentes puntos de la geografía leonesa hasta llegar a Villamanín donde pudieron disfrutar de platos típicos de la zona. Llegado el postre se dio comienzo la entrega de premios donde se valoraban los vehículos en distintas categorías.

Pasadas las 17:00 de la tarde, los vehículos se pusieron en marcha poniendo rumbo a sus lugares de origen tras haber disfrutado de una jornada espectacular y hablando sobre la concentración del año que viene.