Sánchez plantea un modelo energético sin carbón y con 200.000 millones para la transición

El carbón desaparece del futuro energético del país./
El carbón desaparece del futuro energético del país.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para este miércoles al sector energético para exponerle las líneas maestras del que será el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

EUROPA PRESSMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para este miércoles al sector energético para exponerle las líneas maestras del que será el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que se llevará el próximo viernes al Consejo de Ministros.

Más información

Según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la convocatoria, el encuentro tendrá lugar este miércoles en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica.

La pasada semana, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya confirmó que llevaría al Consejo de Ministros de este viernes el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en el que se definirá la 'hoja de ruta' de la transición energética, y que será remitido posteriormente a Bruselas para su aprobación definitiva antes de finales de 2019.

La ruta recogida en el borrador del plan prevé que el parque actual de centrales nucleares irá cerrándose entre el periodo que va del 2025 al 2035 de manera ordenada.

Hoja de ruta

No obstante, la ministra ya ha subrayado que en el plan no se dictará a las empresas propietarias de las nucleares cómo debe ser el orden de cierre de las centrales existentes, como mucho se les puede «poner el marco», garantizando, eso sí, la seguridad de suministro, de residuos y la financiera para abordar esta clausura.

España debería haber remitido a Bruselas esta hoja de ruta antes de finales de 2018, aunque finalmente fue uno de los siete Estados que no entregó a la Comisión Europea su plan antes de finalizar el plazo inicialmente previsto.

La 'hoja de ruta' del gabinete de Teresa Ribera también estima que se iniciará en 2020 un cierre de las centrales de carbón, que a lo largo de esa década saldrá de manera definitiva del 'mix' energético.

El plan plasmará un objetivo de reducción de emisiones de CO2 de un 20% en 2030 con respecto a 1990, que supone una reducción de 38 puntos básicos con respecto al nivel actual.

Inversiones de más de 200.000 millones

El Gobierno estima que la transición energética movilizará unas inversiones de más de 200.000 millones de euros hasta 2030, con las renovables, la eficiencia energética y la electrificación como principales motores.

De este montante en inversiones, alrededor del 40-45% se focalizarán en renovables, el 30-35% en eficiencia energética, el 15% estará asociado a redes y otro 4% en electrificación para usos finales.

El plan estima que, en el horizonte del 2030, las renovables representen más del 70% de la generación eléctrica, con el objetivo de alcanzar el 100% en 2050, y con una presencia en el consumo final por encima del 40% al final de la próxima década.

En lo que respecta al ahorro, el efecto de la eficiencia energética puede llevar a unos ahorros de más de 70.000 millones de euros en importaciones en la década, con un aumento del 1,9% en el PIB.

Junto a esa 'hoja de ruta', se aprobará la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, que establecerá el marco regulatorio y dotará de un esquema de gobernanza general con los instrumentos para facilitar la implementación de las medidas.