El futuro del carbón pasa por La Robla: será polo de investigación tras una inversión de dos millones

Reunión entre el Icamcyl y la Diputación de León. / Inés Santos

La Diputación pondrá un millón de euros gracias a un convenio con Icamcyl para levantar un polo investigador en el municipio, que será la 'cocina' de un gran proyecto industrial en El Bierzo | El laboratorio inicial generará 25 puestos de trabajo

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

La apuesta es ambiciosa, cuenta con presupuesto para arrancar y, según sus impulsores, debería empezar a comenzar a funcionar en un año. El Icamcyl ha firmado este lunes un acuerdo con la Diputación de León, que aportará un millón de euros para levantar «uno de los proyectos más imaginativos que han llegado a esta casa», como reconocía el diputado Miguel Ángel del Egido.

La idea es la siguiente. Levantar un polo investigador en La Robla en una finca de 9.500 metros, en cuyos laboratorios se realicen estudios sobre materiales avanzados y nanotecnología derivada del carbón.

La base de esta investigación está en la recuperación de escombreras mineras para buscar materiales «que se habían despreciado», como señalaba el director del Icamcyl, Santiago Cuesta. Según el proyecto, existen más de 27 productos aprovechables del carbón «que son muy apreciados por las empresas, como el litio y el grafeno».

Con el objetivo de «posicionar a León, al Bierzo y a Castilla y León en Europa», Santiago Cuesta expuso que La Robla, «denostada por la minería en una transición repentina, está llena de posibilidades como polo de innovación que trabaje en una transición del carbón a la tecnología del carbón, con la innovación como vehículo».

Primer paso para El Bierzo

La misión es que este polo investigador sea 'la cocina' de un proyecto mayor de investigación en El Bierzo «que haga de la zona una fuerza industrial en el uso de materiales de escombreras y deshechos de la actividad minera».

La Robla generará en este polo un total de 20 trabajos directos y cinco indirectos, que en el plazo de un año «buscarán materiales que van a ser pilar en los próximos 20 años».

Y no solo materiales. El director del Icamcyl señaló que en Teruel ya se están usando derivados del carbón para fertilizantes agrarios, en una innovación que «generará cerca de 90 empleos mineros allí».

Así, el Icamcyl presume de que «en menos de un año de vida hemos impulsado ocho proyectos internacionales que van a repercutir sobre el Bierzo y León, para atraer actividades a la zona para que León brille en Bruselas».

La cuestión económica contaría con cerca de dos millones, de los que uno es aportado por la Diputación para infraestructuras, 620.000 euros por el Icamcyl en varios conceptos, y 300.000 de los patronos.