El PP reta a Sánchez a descubrir sus cartas sobre el carbón y apoyar la Proposición de Ley para frenar el cierre de térmicas

Francisco Castañón y Ángel Calvo, este lunes en la sede del PP. / N. Brandón

El popular Ángel Calvo recuerda a los socialistas que el carbón es, hoy por hoy, el único combustible que puede garantizar el suministro y regular los precios de la energía

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Jornada clave para las centrales térmicas leonesas y el sector de la minería. El Congreso de los Diputados debatirá este martes la Proposición de Ley para endurecer las condiciones de cierre de las instalaciones de generación eléctrica.

El objetivo, lograr que los cierres de las centrales no se vinculen a decisiones unilaterales y se garantice la regulación en los precios de la electricidad así como el suministro eléctrico en España, primando a las decisiones empresariales el interés general de un servicio público.

Una propuesta que llega de la mano del PP y en forma de Proposición de Ley tras la negativa del PSOE de negociar la ley. De ahí que desde el PP entiendan este martes como la jornada en la que Pedro Sánchez y su equipo de gobierno demostrarán si de verdad existe interés porque el carbón sobreviva o si, por el contrario, hay un discurso diferente en León y Asturias que en Madrid.

Así lo ha señalado Ángel Calvo, secretario del PP leonés, que ha advertido que su aprobación garantizaría una regulación en los precios de la energía, tras la subida del recibo de la luz en un 26% en lo que va de año. «El carbón se ha demonizado y muchos piensan en un dragón saliendo de la bocamina pero la realidad es que no hay carbón sucio sino hay centrales mejor o peor preparadas».

La hora de la verdad

Pese a todo, Calvo no oculta su pesimismo tras el cambio de nomenclatura del Ministerio de Energía –hoy de Transición Ecológica- y la postura de la ministra Teresa Ribera, a la que ha recordado que la energía térmica es «imprescindible», no sólo porque sirve para regular los precios sino porque es el único combustible fósil que se pueda almacenar y, por lo tanto, la única vía de garantizar la demanda.

«Ha habido un incremento de la luz y eso que han conseguido salvar los muebles tras el mejor mes de julio en el último lustro para la energía hidráulica», recordó Calvo, que confío en que no sea demasiado tarde cuando el PP sea consciente de ese hecho. «Para Anllares ya es tarde pero hay otras, como Compostilla, que tienen encima la espada de Damocles».

En este sentido, Clavo recordó que la PLN plantea un real decreto que contempla la posibilidad de denegar el cierre de una central si ello incide negativamente en los precios e incluso establecer medidas para que siga funcionando.

«El carbón tendrá que acabarse como todo. Pero aún no le llegó su hora», remarcó Calvo, que recordó que su aprobación sería positivo para las cuencas, las térmicas y, en líneas generales para la provincia de León.

Por último, el dirigente popular lamentó además la doble postura del Gobierno que dice «no» al carbón para apostar por las renovables cuando «tampoco ha exprimido la naranja adecuadamente, como estamos viendo ahora con la huida de Vestas. Si le dices no a algo hay que decirle si a otra cosa. León está saliendo mal parada en ambo sentidos», concluyó el popular.