IU presenta 50 propuestas de dinamización en los ayuntamientos de los municipios mineros

Imagen de archivo./
Imagen de archivo.

El objetivo es que se haga efectivo el compromiso del acuerdo marco para la transición energética

LEONOTICIAS

Las asambleas de Izquierda Unida en los ayuntamientos mineros presentarán cerca de 50 propuestas de dinamización, tras analizar con la población de cada zona las demandas y prioridades necesarias y viables, que permitan un futuro en estas zonas después del cierre del carbón, con el objetivo de que se haga efectivo el compromiso del acuerdo marco para la transición energética, y que harán llegar a todos los niveles de decisión política, es decir, a nivel local de los ayuntamientos, a nivel autonómico a la Junta de Castilla y León, y a nivel nacional, al Gobierno.

En la zona de Laciana se han hecho once propuestas concretas que ayuden a crear empleo estable en la comarca y den alternativas para dinamizar y recuperar actividad y alternativas de futuro, centradas en el Centro Sociosanitario, una Oficina de Hacienda y Catastro, declararla como Parque Natural, el Ponfeblino, restauración de minas, mejora de las vías de comunicación, implantación de los Ciclos de Formación Profesional de ganadería y manipulación de alimentos, la creación de una Central Publica de Biomasa, la implantación de una empresa de creación de paneles solares, la construcción del parador Nacional y la construcción de un centro turístico en la mina escuela de Laciana.

El municipio de Fabero plantea 22 propuestas, que se estructuran en diferentes áreas, la primera de ellas el Medio Ambiente, donde buscan la restauración de escombreras y balsas, la recuperación y señalización de caminos rurales y sendas, la creación de cortafuegos naturales la limpieza y restauración del río Cua, un plan de reforestación y desbroces y la recuperación de las fuentes.

El segundo área afecta al ahorro de recursos públicos, para lo que abogan por la creación de un vivero municipal, la sustitución del luminario público por led y potenciar las energías renovables. Las propuestas relacionadas con la reactivación del empleo en la zona de Fabero se centran en la creación de una cooperativa laboral de iniciativa social para garantizar servicios sociales, así como otra agroalimentaria, lacreación de un archivo y museo de la memoria histórica, culminar el museo de la Minería y la creación de una empresa pública forestal.

A todo ello se sumarían obras como la recuperación integral del espacio del pozo viejo, mejoras en la zona de captación de agua potable , la creación de huertos municipales y ecológicos, una vía rápida Fabero – Fresnedo y Fabero – Páramo del Sil, realizar un teleférico, red WIFI de alta capacidad gratuita o a bajo coste, constituir el IES Beatriz Osorio como centro de FP integrado o la elaboración de programas de prevención de la drogadicción, planificación familiar integral, mesa infantil de propuestas y cursos de orientación encaminados a la incorporación de la mujer al mundo laboral.

Desde los municipios de la montaña central La Pola y La Robla apuestan por fibra óptica o internet de alta velocidad, partidas presupuestarias para favorecer la implantación de proyectos I+D+i, autovías León-La Robla, La Robla-La Magdalena, mantenimiento del ferrocarril, mayor y mejor conectividad del trasporte público por carretera, creación de planes urbanísticos industriales, potenciar la formación a través de los centros de Formación Profesional y ayudas sociales a empadronados y empresas ya asentadas en las zonas.

Finalmente, a nivel global solicitan que dentro del Acuerdo Marco propuesto se debata la inclusión de cláusulas de control sobre el destino final de las subvenciones y sanciones por el incumplimiento de compromisos por parte de las empresas, la ampliación de los períodos de mantenimiento de la actividad de las empresas que perciban estas subvenciones, cláusulas de cierre o cese de actividad, la obligatoriedad de las empresas incluidas en el anexo del Acuerdo Marco de primar el pago de deuda territorial a través de las ayudas reconocidas, cláusula de retracto, y una implicación de las instituciones con las empresas que puedan asentarse en los distintos municipios mineros.