La Junta defiende que recibirá los 12,3 millones invertidos por la restauración del cielo abierto Nueva Julia

El presidente Herrera aclara la situación./Leticia Pérez
El presidente Herrera aclara la situación. / Leticia Pérez

Ciudadanos pide a la consejera que inicie las actuaciones para conocer el motivo por el que no hay avales suficientes para las restauraciones y exija «las responsabilidades pertinentes»

ICAL

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, se mostró convencida hoy de que el Ejecutivo autonómico recibirá los 12,3 millones de euros después de que la Junta se personara en el concurso de acreedores de la empresa encargada de esta restauracion. Así lo dijo la consejera en respuesta al requerimiento del procurador del Grupo Ciudadanos, Manuel Mitadiel, que en el pleno de las Cortes de este martes quiso conocer las causas por las que no existe aval que afiance las obligaciones de restauración de esta explotación a cielo abierto.

Del Olmo reconoció que las garantías han sido «insuficientes» pero aseguró que no se trata de un problema exclusivo de Castilla y León. Lo que se hizo, explicó, ha sido adaptarse a las circunstancias, con el dictado de nuevas resoluciones para destinar la cuantía de los avales en función de la restauración vegetativa y de los movimientos de tierra a los que obliga esa restauración.

Además, insistió en que no se otorga ninguna autorización «sin que exista ningún proyecto de restauración sólido» y que esté revisado por los técnicos, además de con una cuantía del aval «justo lo que supone la restauración». En el caso de Nueva Julia, después de determinar la cuantía de la restauración, la Junta se personó en el concurso de acreedores presentado por la empresa, con el fin de hacer «todo lo que hemos podido para costear esa restauración teniendo en cuenta que las minas están cerradas», pero estimó que en el proceso concursal en el que la Junta está personada se podrá cobrar esa cuantía.

El procurador de la formación 'naranja' lamentó que se aludiese a un expediente «aparentemente igual que se resuelve de forma diferente» sin ver distinción alguna, además de avales de restauración que «no se actualizan ni se recalculan». Mitadiel insistió en que esta situación solo se ha dado en el caso de Nueva Julia, porque en el área de Villablino hay un coste de 35 millones de euros y un aval de 2,7 millones de euros, mientras que si se hace alusión a la corta de Fabero, el coste de la restauración era de 5,5 millones con unas garantías de 1,6 millones.

A juicio de Mitadiel, el requisito de las actuaciones de los servicios de la Consejería destina más de 30 millones a restauraciones que tendrían que haber sido financiados por los explotadores de los cielos abiertos, lo que hubiera permitido destinar estos recursos a otros fines. Dado que Del Olmo es «la máxima responsable» de los servicios que «no han cumplido con sus obligaciones», Mitadiel pidió a la consejera que inicie las actuaciones para conocer el motivo por el que no hay avales suficientes para estas restauraciones y exija «las responsabilidades pertinentes», declaró.