Una charla sobre la historia de Santa Bárbara cierra la programación en torno a la exposición 'Bárbara' en el MSM

Procesión de Santa Bárbara en Fabero. /
Procesión de Santa Bárbara en Fabero.

Con este acto se pone fin a la programación en torno a la exposición temporal 'Bárbara', organizada por el museo en los meses anteriores

E. P. León

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, con sede en Sabero, acoge este sábado día 25 a las 18.00 la conferencia 'De Bárbara a Santa Bárbara, patrona de la minería', ofrecida por Fernando Cuevas, historiador y responsable del Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Con este acto se pone fin a la programación en torno a la exposición temporal 'Bárbara', organizada por el museo en los meses anteriores y comisariada por Fernando Cuevas, según han explicado fuentes del museo a Europa Press.

Bárbara fue una joven que vivió en el siglo III d.C. y que sufrió en su tierra natal de Asia, Bitinia, el martirio de los suyos por abrazar la fe cristiana, muriendo a manos de su padre y su imagen está vinculada a la de la torre en la que paso un duro cautiverio para evitar su contaminación con las nuevas ideas de los cristianos.

Sin embargo, su fe pudo más y varios milagros lograron sacarla de este presidio, esconderla de sus perseguidores y mitigar el martirio previo a su decapitación y con el paso de los siglos la figura de Bárbara se convirtió en la patrona de numerosos trabajos, siendo tal vez el más destacado el del minero junto con el del artillero.

El hecho de que esta mártir, convertida después en santa, este asociado a la muerte inesperada tiene mucho que ver con la devoción que se le profesa en las cuencas mineras.

Sin duda el trabajo en la mina es uno de los que más incertidumbre tiene, los mineros saben cuándo entran en el pozo, pero desconocen cuándo van a salir y si lo harán y, de igual forma el riesgo de muerte súbita en la minería es alto, los derrumbes y las explosiones de gas no avisan.

En los últimos dos siglos la admiración por Santa Bárbara se ha extendido por todas las cuencas mineras del mundo, en una profesión de escasa religiosidad, proliferando iglesias y ermitas dedicadas a ella y dando nombre a pozos, instalaciones, cofradías e hijas de mineros.

Su festividad, el día 4 de febrero, es celebrada con la detonación de dinamita, el lanzamiento de cohetes, misas, procesión de la imagen de la santa a hombros de los mineros y comidas de hermandad y bailes.

El fin de la minería en buena parte del mundo occidental no ha traído sin embargo el fin de la devoción por esta santa y aun hoy en día su imagen sigue presente y su fiesta, aunque ya no haya pozos mineros se sigue celebrando.

La actividad puesta en marcha por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León tendrá lugar el sábado día 25 a las 18:00 con entrada libre hasta completar el aforo.