Los auxiliares de Compostilla toman la calle en Ponferrada para pedir una «vía de futuro» a sus empleos

Cabeza de la concentración./
Cabeza de la concentración.

El lunes se reunirán con el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, para pedirle que medie con la ministra Teresa Ribera

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La plataforma de empresas auxiliares de Endesa se ha manifestado este sábado en Ponferrada para exigir una solución a un conflicto que amenaza con dejarles en la calle «en menos de un mes».

La decisión fue adoptada en la asamblea celebrada en la noche de este martes en la que también se decidió seguir adelante con las concentraciones diarias a las puertas de las oficinas de la eléctrica en la central de Compostilla II en Cubillos del Sil.

Esta movilización, que ha recorrido las calles de la capital berciana finalizando en la plaza de Lazútergui, llega antes de que el lunes, los auxiliares de Compostilla se reunan con el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, para solicitar su mediación ante la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, «porque el tiempo se nos acaba y nadie nos dice nada» ante la posibilidad de una inminente disminución o cese de actividad productiva de las instalaciones.

Los 180 trabajadores de las siete auxiliares que operan en Compostilla tienen claro que «nos quieren quitar de en medio en menos de un mes» dado que en el caso de Maessa ya está planteando a sus operarios la movilidad geográfica o resolver sus contrato abonándoles poco más de 20 días por año trabajado porque «en enero tenemos que quedar sólo diez personas».

Contenido Patrocinado

Fotos