La agonía del carbón nacional: la producción cae un 43% en 2016 y su participación en el mix energético baja del 2%

Cielo abierto de la Hullera Vasco Leonesa. /
Cielo abierto de la Hullera Vasco Leonesa.

Más de la mitad de las empresas mineras han cerrado desde el 2011 mientras España mantiene los niveles de importación, que ya representa el 87% del carbón que se quema en térmica | Carbunión reitera la necesidad de la supervivencia del carbón y exige al Gobierno un compromiso

A.C.

En picado. Así ha sido la evolución de la producción de carbón en España, que se situó al cierre del año pasado en 1,74 millones de toneladas lo que representa una caída del 42,7% respecto al año 2015 cuando se superaron los tres millones de toneladas. Un descenso que se eleva hasta el 74% si se compara con el año 2011 cuando la producción alcanzó los 6,6 millones de toneladas,

Así se ponen de manifiesto en el estudio sobre la evolución de la minería española que este viernes ha hecho público Carbunión en el que se constata que el suministro de carbón a las centrales térmicas descendió un 33,7 %, hasta 1,84 millones de toneladas.

Lo que apenas se ha visto afectado en estos seis años ha sido la importación de mineral. Así, si en 2011 se importaban 16 millones de toneladas de carbón foráneo, 2016 cerró con algo más de 14,6 millones, representando en la actualidad ya el 87% del carbón que se quema en térmica cuando en 2011 apenas superaba el 50%.

Unos datos que, según apuntan desde Carbunión, muestran claramente una disminución drástica de la participación del carbón autónomo en el mix de generación eléctrica, situándose por debajo del 2%, por debajo del umbral mínimo para colaborar activamente en la política de seguridad de suministro eléctrico, en un país con fortísima dependencia energética de fuentes procedentes del exterior.

Situación que tiene una repercusión directa en la generación de empleo en el sector y en el número de empresas que subsisten. Así, el 2016 cerró con 10 empresas asociadas al sector frente a las 21 que había en el 2011 (-65%) y con 2.054 trabajadores plantilla propia y contratas- lo que representa un descenso interanual del 38% y de cerca del 65% en los últimos seis años.

Por último, Carbunión recoge también la variación de las ayudas recibidas que han pasado de 301,5 millones de euros en el año 2011 a los 25,7 que se abonaron en 2016, es decir, una caída de casi el 91%.

El carbón, indispensable en España

A ello se suma, apuntan desde la patronal, la situación vivida en las últimas semanas en las que se ha puesto en evidencia la necesidad y conveniencia del uso del carbón nacional como fuente principal de respaldo a las energías renovables, aportando además la limitación en los costes de generación eléctrica y la garantía de un suministro adecuado a la demanda.

La llegada de los nuevos responsables al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y a la Secretaria de Estado de Energía ha permitido recomponer inicialmente el diálogo y la colaboración en la búsqueda de soluciones sostenibles para la minería del carbón.

Desde Carbunión se muestran relativamente esperanzados en poder transitar los años 2017 y 2018 en condiciones más favorables para las empresas y trabajadores del sector, siendo moderadamente optimistas en el incremento de la producción.

Solicitudes de Carbunión

Para ello, solicitan que se implementen las medidas necesarias para que las empresas eléctricas puedan acometer el esfuerzo inversor necesario para cumplir con la legislación europea en materia medioambiental, permitiendo de esta forma que las empresas carboneras puedan planificar su actividad productiva a partir del 2019.

Asimismo solicitan que se aporte un intervalo de entre 4 y 6 millones de toneladas de combustible autóctono, suficientemente competitivo, que permita reducir la dependencia energética del país de fuentes de generación importadas, colaborando activamente en la política de seguridad de suministro y dando respaldo a las energías renovables.

Contenido Patrocinado

Fotos