Encierro en defensa del carbón

Emma Ramos (izquierda) y representantes de los mineros durante la reunión celebrada este jueves en la Junta General. /
Emma Ramos (izquierda) y representantes de los mineros durante la reunión celebrada este jueves en la Junta General.

Un grupo de mineros de Astur Leonesa se encierra en el edificio de la Junta del Principado de Asturias, en Oviedo | Un total de seis empleados de la compañía llevan su protesta hasta las dependencias del gobierno autonómico

ANA MORIYÓN

Miembros del comité de empresa de la Compañía Minera Astur Leonesa permanecen encerrados en la Junta General del Principado desde el mediodía, tras mantener una reunión con la diputada Emma Ramos, en representación del grupo parlamentario popular, a quien solicitaron que medie con el Gobierno central para la convocatoria de una reunión de la Mesa de Seguimiento del Plan del Carbón.

Tras el encuentro, siete trabajadores decidieron mantenerse en las instalaciones del Parlamento asturiano «hasta que se busque una solución», según explicó el presidente del comité, Juan Carlos Vega, quien aclara que no es intención de la delegación iniciar una huelga de hambre sino de presionar para que se atienda a sus reivindicaciones.

Los mineros buscan una solución a la complicada situación que atraviesa la compañía, con la mayor parte de su plantilla afectada por un ERE después de que Endesa decidiera dejar de comprar carbón autóctono. Una situación que se ha agravado recientemente, después de que la distribuidora Diesel cortara el suministro eléctrico a las instalaciones de la empresa en el Pozo Cerredo, lo que ha provocado inundaciones en el mismo.

Un paso al frente

El encierro supone «un paso más» en las protestas que los obreros de la compañía minera protagonizan durante las últimas semanas y que este jueves tuvo su último capítulo con la concentración que empleados de la compañía mantuvieron a las puertas de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil (León).

La intención de los seis mineros que protagonizan el encierro es mantenerse «hasta que se encuentre una solución de inmediato». «La situación de la empresa empieza a ser más que crítica, ya se están inundando las primeras galerías, adelantó Vega, que reclamó una solución para «salvar el yacimiento». «Es vital, fundamental para que podamos volver al trabajo», remachó.