Pilar del Olmo defiende ante la Comisión Europea el céntimo verde para el carbón

Pilar del Olmo defiende ante la Comisión Europea el céntimo verde para el carbón

La consejera de Economía y Hacienda cree que en dos semanas podría presentar la solicitud de apoyos y anuncia que pedirá ayudas a la globalización para los mineros que dejen la actividad

ICAL

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, avanzó este miércoles que la Comisión Europea estudiará el caso de la minería en Castilla y León, tras su reunión con representantes de la institución en Bruselas. Del Olmo, que conversó con la jefa de gabinete de la comisaria de Competencia, Ditte Juul-Joergensen, puso sobre la mesa la aplicación del céntimo verde, una medida de bonificación fiscal para que la minería sea más competitiva. Asimismo, la Comunidad pedirá fondos de ayuda a la globalización para los trabajadores que dejen su empleo en el sector, así como para los jóvenes menores de 29 años y desempleados.

La consejería deberá ahora preparar un documento en el que se recojan los criterios exigidos por Bruselas para solicitar las ayudas a la globalización, y que Del Olmo cree que podrían solicitar en dos semanas. Los fondos europeos podrían destinarse a personas que actualmente están sin empleo, a jóvenes menores de 29 años, pero también para que los mineros puedan trabajar en distintos sectores. La subvención europea podría cubrir el 60 por ciento del presupuesto y el resto se podría cubrir con fondos públicos y/o privados.

El secretario general de CCOO, Ángel Hernández, que ha acompañado a Pilar del Olmo, considera que las ayudas abordadas hoy son paliativas para orientar a los trabajadores hacia nuevas actividades. No obstante, ha recordado que la postura de CCOO es mantener abierto el sector de la minería, para que siga siendo rentable y teniendo un valor. La postura de Bruselas hasta ahora siempre ha sido reducir el peso de la minería como fuente de energía en Europa. Sin embargo, Hernández ha lamentado que una cosa es tener menor peso y otra es que su total desaparición.

Por ello, la consejera de Hacienda ha puesto sobre la mesa la propuesta del conocido como céntimo verde, una novedad para Bruselas, que no había escuchado nunca la medida por parte del Gobierno español, con el que mantiene una relación constante.

El céntimo verde consiste en ofrecer bonificaciones fiscales de 13 euros por tonelada de carbón, que actualmente se vende a 65 euros, lo que permitiría que el carbón producido en Castilla y León pudiera ser más competitivo. El Ejecutivo comunitario se ha comprometido a estudiarlo rápido y comprobar que no entraría en contravención con la legislación europea.

En caso de que pudiera implantarse, la ayuda tendría carácter efectivo e inmediato, lo que supondría que la minería tendría algo con lo que salvarse, ha añadido Del Olmo. La medida además favorecería que la centrales térmicas pudieran utilizar el carbón español que es de mayor calidad y respetuoso con el medio ambiente, en palabras de la consejera.

Bruselas pidió ya en 2010 que las minas de carbón que no fueran competitivas debían desaparecer a partir de 2018, sin embargo, la Junta de Castilla y León espera que al intentar promover la competitividad de las minas de la Comunidad pueda aún salvarse el sector.