La XXVII Jornada del Enfermo reconoce la figura de los Voluntarios de Pastoral de la salud

La XXVII Jornada del Enfermo reconoce la figura de los Voluntarios de Pastoral de la salud

El acto de apertura de la «Campaña del Enfermo» será este próximo domingo día 10, víspera de la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, con la Procesión de Antorchas que organiza la Hospitalidad en la Catedral a partir de las 17,30 horas

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Diócesis de León se sumará este próximo lunes día 11, coincidiendo con la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, a los actos de XXVII Jornada Mundial del Enfermo que con el lema «Gratis habéis recibido, dad gratis» abrirán la «Campaña del Enfermo 2019» y que se desarrollará hasta el próximo día 26 de mayo, Pascua del Enfermo, con distintas actividades organizadas por el Secretariado diocesano de Pastoral de la Salud. El acto central de esta Jornada Mundial del Enfermo será una celebración eucarística especial por los enfermos y con los enfermos que acogerá el próximo lunes día 11 a las 18 horas la Capilla del Hospital de San Juan de Dios.

Procesión de antorchas

Pero el acto de apertura de la «Campaña del Enfermo», en colaboración con la Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes, tendrá lugar este próximo domingo día 10, víspera de la festividad de Nuestra Señora de Lourdes, a partir de las 17,30 horas en la Catedral, desde cuyo altar mayor partirá la simbólica Procesión de Antorchas, que recrea la que cada noche se celebra en el Santuario francés de Lourdes y que recorrerá las céntricas calles del Barrio de Santa Marina, con entrega gratuita a todos los asistentes de velas procedentes del santuario de Francia para acompañar a la Virgen su recorrido. Al concluir la procesión, en el altar mayor de la Catedral a partir de las 18,30 horas se celebrará la eucaristía.

Desde el Secretariado diocesano de Pastoral de la Salud se señala que con la «Campaña del Enfermo 2019» que se inicia este próximo lunes día 11, en esa festividad de Nuestra Señora de Lourdes y que se prolongará hasta el 26 de mayo, Día de la Pascua del Enfermo, con el lema «Gratis habéis recibido, dad gratis» se pretende destacar la labor que realizan cada día en la Diócesis las más de cien personas voluntarias que colaboran con la Pastoral de la Salud, tanto desde grupos parroquiales, como desde entidades como la Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes o el Voluntariado de San Froilán.

Gratuidad y espiritualidad

Una realidad diocesana que toma forma en el voluntariado que subraya el Papa Francisco en el mensaje para esta Jornada Mundial del Enfermo cuando recuerda que «la gratuidad humana es la levadura de la acción de los voluntarios, que son tan importantes en el sector socio-sanitario y que viven de manera elocuente la espiritualidad del Buen Samaritano». Por ello Francisco aprovecha esta fiesta de Nuestra Señora de Lourdes para agradecer y animar «a todas las asociaciones de voluntariado que se ocupan del transporte y de la asistencia de los pacientes, aquellas que proveen las donaciones de sangre, de tejidos y de órganos. Un ámbito especial en el que vuestra presencia manifiesta la atención de la Iglesia es el de la tutela de los derechos de los enfermos, sobre todo de quienes padecen enfermedades que requieren cuidados especiales, sin olvidar el campo de la sensibilización social y la prevención. Vuestros servicios de voluntariado en las estructuras sanitarias y a domicilio, que van desde la asistencia sanitaria hasta el apoyo espiritual, son muy importantes».

Humanización de los cuidados

Y desde ese elogio el Papa exhorta a los voluntario «a seguir siendo un signo de la presencia de la Iglesia en el mundo secularizado» dado que «el voluntario es un amigo desinteresado con quien se puede compartir pensamientos y emociones; a través de la escucha, es capaz de crear las condiciones para que el enfermo, de objeto pasivo de cuidados, se convierta en un sujeto activo y protagonista de una relación de reciprocidad, que recupere la esperanza, y mejor dispuesto para aceptar las terapias». «El voluntariado comunica valores, comportamientos y estilos de vida que tienen en su centro el fermento de la donación y así es como se realiza también la humanización de los cuidados», concluye el Papa Francisco para recordar por último que «las estructuras católicas están llamadas a expresar el sentido del don, de la gratuidad y de la solidaridad, en respuesta a la lógica del beneficio a toda costa, del dar para recibir, de la explotación que no mira a las personas» por lo que «os exhorto a todos, en los diversos ámbitos, a que promováis la cultura de la gratuidad y del don, indispensable para superar la cultura del beneficio y del descarte» puesto que «la alegría del don gratuito es el indicador de la salud del cristiano».

Temas

León
 

Fotos