La vivienda cotiza a la baja en León y su precio cae un 1,4%

Pisos en venta. /ICALGráfico
Pisos en venta. / ICAL

El metro cuadrado se vende a 1.036 euros en la Comunidad, tras abaratarse un 0,8%, frente a la subida nacional del 3,8%

ICAL

El mercado inmobiliario de Castilla y León continúa al 'ralenti', mientras los precios mantienen una senda ascendente en España. La vivienda vuelve a abaratarse, con valores mínimos de hace 15 años, al situarse el metro cuadrado de media en 1.036,1 euros en la Comunidad en el segundo trimestre de 2018, lo que supone un 0,8 por ciento menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Por el contrario, alcanza en el conjunto del país los 1.587,9 euros el metro cuadrado, después de subir un 3,8 por ciento. De esta forma, según los datos del Ministerio de Fomento, se acumulan ya 13 trimestre consecutivos de subidas, una tendencia que rompió el largo ajuste que arrancó en 2008, con el estallido de la 'burbuja' inmobiliaria y que se prolongó durante seis años y medio.

Asimismo, la situación parece no revertirse en Castilla y León, donde los precios siguen cayendo. Así, entre abril y junio descendieron un 0,9 por ciento en relación a los tres primeros meses de 2018. Por el contrario, aumentaron de media en España un 1,4 por ciento, lo que provoca que el diferencial en el precio del metro cuadrado de Castilla y León y el resto del país alcance los 551,8 euros.

La tendencia a la baja se repite también en la vivienda protegida, que registró un descenso interanual del 0,2 por ciento en la Comunidad, hasta dejar su precio en los 994,6 euros el metro cuadrado. Más acusada fue la caída en las casas con menos de cinco años, entre las que la rebaja fue del 2,1 por ciento, hasta los 1.211,5 euros. Sin embargo, entre las más antiguas, la caída se quedó en el 0,7 por ciento, hasta los 1.030,8 euros.

Por provincias, los precios solo crecieron un 4,3 por ciento en Valladolid en el segundo trimestre, hasta alcanzar el precio más alto de la Comunidad, los 1.206,6 euros. En Burgos, sin embargo, se mantuvieron sin variación respecto a 2017, en los 1.120,6 euros. La mayor caída la anotó Palencia, con un 5,3 por ciento menos, hasta los 966,6 euros.

También se registraron descensos en Salamanca, con un 2,7 por ciento, hasta los 1.147,1 euros; Soria, con un 2,2 por ciento menos, hasta los 1.003,8 euros; Segovia, con un 1,5 por ciento menos, hasta los 974,2 euros; León y Zamora, con un 1,4 por ciento menos, hasta los 875,1 y 851,6 euros, y Ávila, con 1,2 por ciento menos, hasta los 828,3 euros.

Por comunidades, una docena presentaron crecimientos interanuales, destacando Madrid (9,6 por ciento), Cataluña (6,2 por ciento), Baleares (cinco por ciento), Canarias (3,9 por ciento), Navarra (3,1 por ciento) y Aragón (tres por ciento). Por el contrario, el resto anotaron caídas, siendo las más elevadas las de Cantabria (1,6 por ciento), Ceuta y Melilla (1,3 por ciento), Castilla-La Mancha (1,1 por ciento) y Castilla y León (0,8 por ciento).

En mínimos

La vivienda libre alcanza en Castilla y León un precio similar al de tercer trimestre de 2003, cuando alcanzaba los 1.040,8 euros. Cinco años después, en el primer trimestre de 2008, se situó en los 1.522 euros. Desde entonces la reducción roza el 32 por ciento.

Igualmente, el valor medio por metro cuadrado del segundo trimestre en España es un 24,4 por ciento inferior al alcanzado en el primer trimestre de 2008, en el que llegó a su máximo valor. Desde el mínimo registrado en el tercer trimestre de 2014 el precio se ha recuperado un 9,1 por ciento. En términos reales (teniendo en cuenta la variación del Índice de Precios al Consumo) el precio actual refleja una caída desde máximos del 33,7 por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos