https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Unicaja busca una salida pactada de un millar de empleados con 300 traslados desde Banco Ceiss

Unicaja plantea nuevos ajustes de plantilla y oficinas que afectarán a la Comunidad.

Las conversaciones con la representación laboral no han permitido llegar a un acuerdo, pero la mesa negociadora sigue abierta para evitar un ERE | Unicaja prevé reducir el peso de la plantilla en un 15% y nuevos cierres de oficinas

J. CALVOLeón

Los ajustes en el seno del Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Ceiss), hoy plenamente integrado en la estructura de Unicaja Banco, no han llegado a su fin.

La entidad malagueña ya ha trasladado a la representación laboral de Ceiss que en los próximos tres ejercicios el conjunto de la plantilla nacional de esta entidad de ahorro deberá someterse a un nuevo proceso de 'adelgazamiento', ahora en un 15% de su plantel.

En su conjunto Unicaja Banco (con Ceiss en su estructura) deberá reducir la actual plantilla en 1.028 trabajadores, a los que se sumarán 350 traslados con carácter obligatorio. De estos últimos, según ha remarcado la representación sindical, la práctica totalidad serán empleados de Ceiss que tendrán que asumir nuevas funciones «en la zona sur peninsular».

Sin justificación

La última reunión mantenida con la parte empresarial no ha deparado modificaciones en el planteamiento inicial por lo que, según se ha advertido desde UGT, todo parece encaminarse hacia un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que no «tiene justificación alguna» atendiendo a los beneficios de Unicaja.

Finalizada la cuarta reunión Unicaja Banco ha reiterado la movilización forzosa apuntando que la salida de los trabajadores se producirá por escalas. Así los empleados de Unicaja-Ceiss con 58 años de edad obtendrán el 64% del salario bruto, quienes alcancen los 59 años llegarán al 65% del salario, 60 años 66%, 61 años 67% y 62 años 68% y convenio especial de la Seguridad Social a cargo empresa hasta 64 años.

«Hemos solicitado a la empresa que abandone este ERE indigno y que las prejubilaciones se negocien en una mesa laboral normal sin amenazas de despidos o traslados obligatorios pero la empresa se ha negado», se ha remarcado desde UGT a la conclusión de la reunión.

Movilidad

Igualmente la representación sindical se ha mostrado en desacuerdo con los nuevos cierres de oficinas planteados la semana pasada «y hemos hecho que conste en acta y que reconsidere esa medida».

Según el actual convenio la entidad de ahorro tiene limitado a 25 kilómetros el traslado desde el centro de trabajo actual pero tras cerrarse la integración plena de su filial España Duero (Ceiss) a finales de septiembre en la movilidad pesan las necesidades operativas.

UGT ha insistido en que «el grueso de la movilidad» de trabajadores se focalizará en Castilla y León advirtiendo que la empresa se muestra «inflexible» en este planteamiento. Unicaja Banco no ha hecho público el número de bajas de trabajadores en la zona norte y tampoco ha dado a conocer las oficinas que se cerrarán en la Comunidad en este nuevo proceso de ajuste.