El transporte sanitario va el viernes a la huelga contra «los salarios más bajos de España»

Rueda de prensa ofrecida en la sede de UGT. / Sandra Santos

Los sindicatos consideran justificada la medida ante la «falta de mejoras» en el convenio colectivo | Igualmente entienden que los servicios mínimos marcados «son intolerables»

N. BARRIOLeón

Consideran que no se puede aguantar más y ven en la huelga la siguiente medida necesaria. El sector del transporte sanitario realizará un parón de 24 horas durante la jornada del viernes para requerir mejores que equiparen al gremio en Castilla y León a la media nacional en sueldos y servicios.

Alberto Cuervo, responsable de Transporte Sanitario de UGT en León, explicaba en rueda de prensa que el último convenio es de 2007 y en el se recogían subidas salariales concretas, que se basaban en el 7% más IPC en 2008, 8% más IPC en 2009 y del 9% más IPC en 2010, pero este planteamiento estuvo lejos de cumplirse, ya que finalmente «se rompió por culpa de la crisis para mantener el empleo, manteniéndose en 2012 solo la subida por IPC».

Tanto para Comisiones Obreras como para UGT, la situación en Castilla y León es «sangrante» ya que «somos el transporte sanitario peor pagado de España». Para justificar esto, mantienen que Guipúzcoa lidera el ranking de salarios con 26.000 euros al año, mientras que en la Comunidad es de 16.300.

Por ello, desde ambos sindicatos se anuncian más movilizaciones, que culminarán el viernes con un paro de 24 horas y una concentración frente a las Cortes de Castilla y León, asegurando que «de la empresa solo hemos recibido amenazas de sanciones».

«La Junta no está cumpliendo su función de revisar los conciertos, ya que si lo hiciera, el 95% del presupuesto tendría que ir a gastos salariales», explicaba Antonio Presa, secretario del comité de empresa de Autransa.

Tras sentarse a negociar mejoras en el convenio, los sindicatos declaran que «se han fijado servicios mínimos del cien por cien en transporte urgente y del 95 en transporte sanitario, lo que nos parece intolerable».

Más exigencias, más gasto

Los sindicatos también denunciaron la necesidad de conseguir ahora un título de técnico, que supone 4.000 euros, al tiempo que se exige el cambio de la licencia de conducir, lo que sumado asciende a 7.000 euros, provocando «un gasto que nos perjudica».

 

Fotos