https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Tiempo fresco y con aire para disfrutar del fin de semana

El calor no termina de llegar a León. /Leonoticias
El calor no termina de llegar a León. / Leonoticias

En Castilla y León se han registrado temperaturas de -4,2 grados, la más baja de España

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Fin de semana de mayo y vuelta a estar pendiente del tiempo. En plena temporada de comuniones, de fines de semana para disfrutar de los días largos y después de una 'ola de calor' primaveral, llega el sábado y hay que revolver en el armario para buscar ese plumas ligerito (o no tanto) con el que salir de casa o una gabardina (por si acaso) de esas que después puedes esconder en el bolso cuando el sol aprieta al mediodía. Es la primavera y es lo que hay.

Pese a la bajada de temperaturas, la climatología permitirá disfrutar del fin de semana deportivo. No parece que hoy los aficionados al Real Valladolid que suban al estadio para celebrar la permanencia vayan a mojarse. Eso sí, tendrán que subir abrigados porque ya se sabe que el viento y Zorrilla van de la mano. Para quienes el domingo se animen a participar en la Carrera de las Mujeres, el tiempo será ideal, sol y fresco para que no moleste correr por las calles de Valladolid.

Este fin de semana se prevén lluvias, viento, nieve (en lugares de montaña) y un brusco decenso de las temperaturas, sobre todo en el norte y este de la Península y en Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, hasta este domingo las precipitaciones podrán ser localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, en Navarra, en el área Pirenaica y en Cataluña aunque el domingo tenderán a disminuir. En el resto de la Península y en el Estrecho se esperan intervalos nubosos pero prevé pocas probabilidades de precipitación.

La estación de esquí de La Covatilla, en Salamanca, ha registrado a las 7:20 horas de este 18 de mayo 4,2 grados bajo cero, la mínima de España, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología hasta las ocho y media de la mañana. Le han seguido como puntos más fríos mediado mayo, la estación de esquí de La Pinilla, en Segovia, y Navacerrada, en Madrid, con -2,6 grados en ambos casos. En Cubillas de Rueda, en León, los termómetros han alcanzado los -1,7 grados; con una décima menos en Camporredondo de Alba, en Palencia, y en el Puerto Alto de León.

La portavoz adjunta de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha subrayado a Europa Press que el cambio es brusco pero «poco duradero», y ha destacado el viento del noroeste que soplará con cierta intensidad y en las zonas altas se alcanzará una velocidad de 90 a 100 kilómetros por hora y las precipitaciones tormentosas en Aragón y de nieve a partir de 1.500 metros en la mitad norte.

De este modo, prevé que la situación inestable se mantendrá este sábado en el norte y en el este peninsular y la bajada de las temperaturas seguirá ese día, ya que el sábado descenderán también en Levante.

Gutiérrez ha precisado que a partir del domingo este episodio tenderá a remitir y empezarán a ascender por el noroeste peninsular y, en cuanto a precipitaciones, la probabilidad quedará restringida a las zonas próximas del Cantábrico, Pirineos y Baleares.

De cara a la próxima semana, la AEMET señala que comenzará aún con probabilidad de precipitaciones, pero que serán más débiles, el lunes en el norte de la Península, que se podrán extender el martes a la zona de Levante y Baleares, mientras que en el resto de la Península sólo se esperan algunos intervalos nubosos.

Los vientos continuarán en general aflojando y las temperaturas se recuperarán de forma ligera.

Gutiérrez ha indicado que durante la primera mitad se iniciará un ascenso generalizado de las temperaturas hasta recuperar de nuevo los valores normales e incluso serán superiores a las normales en el suroeste peninsular y las precipitaciones también irán desapareciendo, aunque quedará alguna posibilidad de precipitación en el Cantábrico, Pirineos y en las zonas próximas de la costa Mediterránea, pero con menor probabilidad tan alta como los días anteriores.

Para el resto de la semana hasta el día 26, existe cierta incertidumbre en la Península y Baleares. Sin embargo, señala que se mantendrá la posibilidad de precipitaciones en el norte de la Península mientras que serán muy poco probables en el suroeste. A lo largo de la semana las temperaturas seguirán subiendo de manera generalizada en todo el país.

En cuanto a Canarias, la AEMET ha indicado que desde este viernes hasta el domingo 26 de mayo se mantendrá un régimen de vientos alisios del noroeste, con algo de nubosidad en el norte de las islas, donde no se descarta alguna lluvia débil, y con cielos poco nubosos en el sur.

A partir de la segunda mitad de la semana existe la probabilidad, aunque aún incierta, de que una nueva baja inestabilice la mitad norte de la Península.