https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Teresa Mata: «León se merece un cambio del modelo de financiación y a políticos que no edulcoren la realidad»

Teresa Mata, en su despacho de la Subdelegación del Gobierno. / I. Santos

Tras tres años como la primera mujer al frente de la Subdelegación del Gobierno, deja su cargo satisfecha con el trabajo realizado, remarcan el esfuerzo que se ha realizado por León pero consciente de que falta mucho por mejorar, empezando por la despoblación

A. CUBILLAS León

En abril de 2015, se sentaba al frente de la Subdelegación del Gobierno de León con la ilusión, la justicia y el esfuerzo por bandera y con el objetivo de ser la voz de los leoneses ante el Gobierno de España. Tres años después, María Teresa Mata deja el cargo triste por ser una salida «inesperada», pero satisfecha por el trabajo realizado y por haber disfrutado de lo que considera un auténtico «regalo».

Al fin de cuentas ha conocido como pocos la provincia y a los leoneses, intentando «en lo posible tender una mano para ayudar». Cuando le preguntas por el mejor momento vivido, no olvida al equipo del que se ha rodeado ni a esas personas anónimas que le han trasladado su cariño. Por ello, se emociona al recordar la carta escrita de puño y letra por un leonés de 90 años despidiéndola.

Pero atrás ni para coger impulso. Por ello, Mata mira al futuro con optimismo, eso sí, esperando a su sucesor antes de reincorporarse a la Universidad, entendiendo que «cuando sales de un cargo es importante facilitar en la medida de lo posible la llegada». Un cargo que asumirá el socialista Faustino Sánchez, al que le deja un consejo, el mismo que lleva impartiendo durante sus 25 años de docencia, el mismo que le impartieron sus padres.

«Que trabaje y se esfuerce mucho, que ponga ilusión y compromiso porque entonces serás capaz de dar más de ti. Hay que ser generoso en el ejercicio de lo público, es más, nadie debería dedicarse a lo público si no pretende dedicar su tiempo y su ser a los demás. Es lo que toca cuando uno se dedica a ello. Generosidad, esfuerzo y mucho trabajo por la provincia».

«Quiero que pensar que vivimos en un país solidario y si es así la financiación autonómico debe tener en cuenta la despoblación, el envejecimiento y la dispersión geográfica de la provincia de León»

Encima de la que ha sido su mesa, dos fotografías. Su familia, a la que agradece su comprensión estos años, y una en la que aparece junto a Mariano Rajoy por el que, reconoce, siente admiración. Aplaude la gestión que ha llevado a lo largo de estos siete años, por haber «logrado sacar adelante un país abocado a la quiebra. Las cosas están mejor que cuando el PP cogió el país».

Y aunque siempre se podría hacer más, garantiza que se ha trabajado mucho por mejorar León. Eso sí, matiza que en política no se puede pensar a corto plazo. «En política no se puede ser cortoplacista porque eso solo genera un titular y detrás nada. Lo que hay que hacer es hacer un trabajo constante, callado y de reivindicación a lo largo del tiempo».

Mata recuerda que la última época vivida ha sido «complicada» en cuanto a presupuestos y, sin embargo, en León se han llevado a cabo «muchas inversiones que se les deben al PP. Qué se puede trabajar más, desde luego, conseguir más cosas, desde luego, por eso recomiendo mucho esfuerzo y trabajo porque en tres años me he convencido de que el cortoplacista no vale nada».

«Lo que un político o un Gobierno nunca puede hacer es mentir y creo que se miente mucho, se da un titular y el contenido no se corresponde. La gente se merece de los políticos credibilidad y honestidad»

Se va mirando con preocupación la despoblación que vive León y consciente de que hay mucho que cambiar, empezando por el modelo de financiación autonómica que no refleja las condiciones de la provincia como León, con una elevada tasa de envejecimiento y una gran dispersión geográfica que eleva el coste de los servicios esenciales.

«No hemos tenido mucho predicamento ahí y si vivimos en un país solidario, y que quiero pensar que es así, donde queremos que todos los españoles seamos iguales pues habrá que trabajar mucho para que ese modelo se consolida».

Pero si algo pide Mata a su sucesor, al nuevo gobierno y a todos y a cada uno de los políticos, con independencia del color, es que no mientan, que dejen de «edulcorar» la realidad porque la gente se merece de los políticos credibilidad y honestidad, «a gente intachable que pueda ejercer lo público con esa tranquilidad de irse a la cama y dormir a pata suelta. Me enerva que se dé un titular y el contenido responda a otra cosa. Espero que estos tres años se me recuerde, entre otras cosas, por no mentir nunca, incluso cuando no me gustaba lo que tenía que decir».

«Por encima de todo te quedas con las personas. Solo espero que recuerden con cariño y haber dejado mi impronta. Y sobre todo que recuerden que ha peso el esfuerzo, la ilusión, el trabajo y el compromiso»

Lo dice con pleno convencimiento, el mismo que le ha servido para encarar el reto de ser la primera mujer de liderar la Subdelegación del Gobierno en León, demostrando su valía y que la mujer no sobra en política.

Y así, con una sonrisa, Teresa Mata cierra una puerta, aunque no la de la política porque, lo reconoce, lo lleva en la sangre. «No depende mí. Tampoco lo he pedido aunque estoy a disposición pero las cosas surgen. Ahí siempre voy a estar, siempre lo he dicho, me gusta mucho la política, salta a la vista pero no tengo prisa ni necesito nada ni voy a pedir ningún nombramiento porque son cosas que si tienen que ser serán».

Sus últimas palabras, como no podía ser de otra forma, para sus leoneses, el mismo que lleva mandando durante los 25 años que se vive en León. «Que crean en ellos mismos, porque somos especiales, una provincia privilegiada, somos la mejor de España. Que se lo crean porque yo me lo creo».

 

Fotos