https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Dos tercios de los jóvenes leoneses se plantean emigrar por motivos laborales

Dos tercios de los jóvenes leoneses se plantean emigrar por motivos laboralesGráfico

Solo un 13% de los encuestados califica la situación económica de la Comunidad como «buena» o «muy buena»

ICAL

El 21 por ciento de los castellanos y leoneses se ha planteado la emigración para mejorar su futuro o sus condiciones laborales a otras comunidades autónomas del país o al extranjero, aunque este porcentaje aumenta hasta el 49 por ciento entre las personas entre 26 y 35 años y se dispara hasta el 65 por ciento entre los jóvenes entre 18 y 25 años, según se desprende del último barómetro de la Asociación Profesional de Sociología de Castilla y León (Socyl).

El estudio, presentado este lunes en Valladolid, también pone de manifiesto que el grupo de 36 a 50 años tendría en mente emigrar por motivos laborales en el 25,4 por ciento, pese a que es un colectivo con una posición socioeconómica más estable. En cuanto a la variable de sexo, los hombres parecen más decididos a salir ya que superan en 11 puntos porcentuales a las mujeres, con unos resultados del 26,5 frente al 15,5 por ciento.

El presidente de la Junta Directiva de Socyl, Ángel Martín, aseguró que el barómetro no aprecia diferencias entre el mundo urbano y rural pese a que la pérdida de población es uno de los principales problemas de la Comunidad y uno de los factores que más influye en esta situación es la salida de personas en busca de un futuro más prometedor.

Pese a la contundencia de estos datos, Martín manifestó que sería un «salto excesivo» relacionar estas respuestas con el deseo de un cambio de Gobierno en la Junta, que saldría de las elecciones autonómicas de mayo de este año. «La situación política y económica no acaba de convencer a los castellanos y leoneses pero parece que no hay una alternativa creíble entre los partidos políticos de la oposición», aseveró.

En cambio, existe un paralelismo entre las respuestas sobre la emigración por motivos laborales y la percepción de la situación económica de Castilla y León por parte de los ciudadanos. No en vano, solo un 13 por ciento de los encuestados la califica como «buena» o «muy buena». Por el contrario un 36,4 por ciento la considera «mala» o «muy mala». Además, la mitad cree que la situación es «regular».

Ángel Martín recordó que la continuidad en el tiempo del Barómetro Socyl permite comprobar la comparativa en los últimos años. De esta manera, precisó que en 2017 creció la percepción positiva sobre la economía autonómica respecto al año anterior mientras que en 2018 se incrementaron, de nuevo, las perspectivas negativas, aunque sin llegar a los niveles de 2016.

La situación económica de León es «mala»

En 2016, calificaron como «buena» o «muy buena» la situación económica de Castilla y León un 7,3 por ciento de los encuestados. Un porcentaje que aumentó hasta el 15,3 por ciento en 2017 aunque bajó, de nuevo, hasta el 13 por ciento el año pasado. En cuanto a la respuesta de la percepción «mala» o «muy mala», pasó del 47,7 por ciento en 2016 al 31,1 por ciento en 2017 y al 36,4 por ciento en 2018.

El presidente de Socyl interpretó estos datos al recordar que el año anterior hubo noticias con «cariz negativo», con importante repercusión en los medios. «Influyen en la percepción de la situación de la economía de Castilla y León los anuncios de deslocalizaciones, cierre de empresas y el fin de la minería del carbón», subrayó.

En relación con la respuesta anterior, el último barómetro regional de la Asociación Profesional de Sociología recoge que el 14 por ciento de los encuestados piensa que la situación económica de Castilla y León fue mejor en 2018 que el año anterior, por un 25 por ciento que respondió que es peor. En todo caso, el porcentaje de ciudadanos que considera que la Comunidad ha salido de la crisis ha pasado del 6,8 en 2016 al 17 por ciento en 2018 pero un 83 por ciento mantiene que la recesión persiste. Algo que, en opinión de Martín, contrasta con los mensajes y valoraciones oficiales procedentes de gobiernos e instituciones económicas.

Pesimismo de cara al futuro

Otra de las preguntas formuladas en el Barómetro de Socyl es sobre la percepción de futuro y la conclusión es el aumento del pesimismo sobre la evolución económica de la región. Y es que el grupo de personas que opina que la situación futura será «peor» pasa del 15,5 por ciento en 2017 al 34,4 por ciento del último estudio. Además, apenas varía el porcentaje de los que creen que será «igual» (47,1 por ciento en 2017 y 46,8 por ciento en 2018).

En cuanto a una mirada a 20 años, los optimistas y los pesimistas se distribuyen en porcentajes similares, con un 36 y un 32 por ciento, respectivamente.

El estudio de Socyl se ha realizado en base a 800 entrevista telefónicas realizadas a mayores de 18 años y de forma proporcional en todas las provincias, entre el 1 y el 15 de noviembre de 2018, con un error de muestreo del 3,45 por ciento. El barómetro presentado hoy viene a completar el informe sobre la actualidad política en la Comunidad, que se dio a conocer a finales de noviembre. Además, la próxima oleada se realizará en 2019.

Temas

León