Sánchez coincidirá con Zapatero en un acto de campaña en León

Sánchez y Zapatero durante un mitien electoral./
Sánchez y Zapatero durante un mitien electoral.

Apelará al «sentido común» y alertará de las consecuencias de «retroceso» para España

SERVIMEDIALeón

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentará este martes la campaña electoral que realizarán los socialistas ante la cita de las generales del 28 de abril, en la que contará con la presencia del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, con quien coincidirá en un acto en León.

Sánchez buscará en esta campaña, que oficialmente arrancará el 12 de abril, captar el voto de los ciudadanos que todavía no saben por qué partido se decantarán y lo hará apelando al «sentido común» y alertando de las consecuencias de «retroceso» para España que supondrá, a su juicio, la alianza de «las tres derechas», en referencia al Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Fuentes del Comité Electoral trasladaron que Sánchez mantendrá una estrategia similar a la ya iniciada desde enero, antes incluso de que se anunciasen las elecciones, lanzando los mensajes sobre medidas, programa y lo que «no le han dejado hacer» durante su mandato. Enfrentándolo al resto de partidos «de las derechas» que están en una campaña en «negativo», como dijo el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en rueda de prensa en Ferraz.

Además, las filas socialistas quieren «combatir» a toda costa una posible relajación de su electorado porque todas las encuestas les dan, por ahora, como primera fuerza, y harán apelaciones a la movilización de los que les han votado alguna vez, de los que tienen claro que les votarán y de los pueden votarles por «sentido común» ante la posible llegada de la «ultraderecha» al Ejecutivo.

Reconocen desde el equipo que dirige la campaña del PSOE la «preocupación» por el voto oculto que reflejan las encuestas y que, analizando varios parámetros, les hace temer que ese apoyo termine en Vox de manera que esta formación dé una mayor sorpresa de la esperada tras las elecciones andaluzas del 2-D.

No obstante, el PSOE centrará sus mensajes, aunque sin reconocerles que son la «alternativa», al Partido Popular pese a que tratarán de modo conjunto a los 'partidos de la derecha' (PP, Cs y Vox), a los que este lunes el secretario de Organización denominó como «enemigos de España».

Dos Hermanas

La campaña arrancará la noche del jueves 11 al viernes 12 –la pegada de carteles- en Dos Hermanas, localidad sevillana especialmente significativa por ser un 'bastión antisusanista' y desde la que Sánchez lanzó en enero de 2016 su campaña para recuperar el mando del PSOE. En este acto en el Parque Tecnológico, además de Sánchez, participará la ministra de Hacienda y 'cabeza de cartel' de los socialistas por Sevilla, María Jesús Montero. Está por ver el papel que jugará en este acto la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz.

En Ferraz ya cuentan con la coincidencia de Sánchez con el expresidente Zapatero en un acto de campaña en León. La campaña pondrá fin con un doble acto, uno en Madrid y otro en Valencia, en un acto conjunto con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que se enfrenta también a la reelección el 28 de abril.

Como el periodo electoral coincide con la Semana Santa, el PSOE buscará que los actos del partido entre el Jueves Santos y el Domingo de Resurrección serán en lugares donde no estén tan arraigadas estas tradiciones, como Galicia, País Vasco o Cataluña.

Sánchez presentará la campaña en la sala vip del WiZinc Center de Madrid (antiguo Palacio de los Deportes) arropado por los ministros y su Gabinete tanto de Moncloa como de Ferraz. Sánchez ya empleó esta sala en noviembre de 2015 para mostrar el apoyo del mundo de la cultura con el líder socialista ante la cita electoral del 20-N. La sala Truss, según su web, cuenta con «instalaciones de diseño están inspiradas en el estilo neoyorquino, creando un ambiente chic y lleno de glamour».

Desde inicios de año, el presidente del Gobierno ya ha recorrido media España (27 provincias) participando en actos de partido en los que ha ido lanzando mensajes –antes de que tuvieran tintes púramente electorales- y afianzando adeptos, para ahora volver en campaña en algunas de estas provincias que tienen marcadas como prioritarias. Esta semana, Sánchez pasará -en actos del PSOE- por Cáceres, Huelva y Toledo.

El candidato socialista, para seguir en la Presidencia del Ejecutivo, según reconocieron fuentes del Comité Electoral a Servimedia, quería inicialmente visitar todas las provincias pero ahora prima ir a los territorios donde el PSOE tiene opciones de mejora tanto en generales como, un mes más tarde, en las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, y conseguir que ante la fragmentación del voto de la derecha la presencia del líder socialista y hoy presidente del Gobierno anime al electorado de izquierda a ir a votar.

Se tienen en cuenta las provincias pequeñas, en las que el PSOE puede, por poco, llevarse todos los diputados o la mayoría, según lo que van reflejando las encuestas semanales que manejan los socialistas, ante la fragmentación del voto de la derecha, la movilización de la izquierda por el «miedo» a la ultraderecha y la baja situación de Podemos.