Salvemos a Afrodita

El popular grafitti del internacional artista Rosh se consume en el interior del Palacio de Congresos a la espera de que se acometan las obras | El desarrollo inicial del proyecto contemplaba su conservación

Afrodita en el interior del esqueleto del futuro Palacio de Congresos de León. / Ana González
LEONOTICIASLeón

Entre dos ventanales abandonados, reforzados con puntales para poderse mantener en pie y rodeada de alambres, como una cárcel, lucha por sobrevivir Afrodita.

No es de carne y hueso pero sí tiene alma, la de su creador, el internacional grafitero Rosh, el mismo que ha llevado el singular corazón que identifica sus obras a decenas de ciudades de España y que se deja ver en escenarios internacionales de Europa y América.

Afrodita, con melena negra y ojos tristes, es una obra icónica en el mundo del graffiti y suma un enorme valor artístico.

Palacio de Congresos

Sin embargo esta Afrodita, la de León, se consume desde hace años en el interior del esqueleto abierto para acoger sin fecha el futuro Palacio de Congresos de la capital.

El proyecto inicial para el desarrollo de este inmueble contemplaba la conservación del mural por su valor cultural. Mientras, a la espera de un futuro más acorde, Afrodita sobrevive entre la ruina.

Temas

León